Distritos 3, 7 y 14 en emergencia; rechazan POA 2019 de Chapetón

Dirigentes de los distritos 3, 7 y 14 protestan en puertas del Concejo Municipal.
Foto: El Alto es Noticia

Gabriela Ramos / EL ALTO

Vecinos de los distritos 3, 7 y 14 protestaron ayer en el Concejo Municipal y pidieron que se devuelvan los proyectos del Reformulado III y el POA 2019 al Ejecutivo, porque excluyen las obras requeridas y porque fueron elaborados sin consenso con las dirigencias zonales.  

Los movilizados reclamaron porque el Reformulado III contempla recursos para más proyectos zonales, pero la propuesta únicamente beneficia a los barrios cuyos dirigentes están alineados con Unidad Nacional (UN), mientras que el resto de las zonas continúa sin presupuesto para ejecutar sus obras. 

Juan Carlos Copa, ejecutivo del Distrito 3, afirmó que reclamaron y presionaron por la aprobación del Reformulado III porque tenían la esperanza de que más zonas se beneficien con la construcción de proyectos postergados, pero “nos hemos encontrado con la sorpresa de que nos ha engañado la alcaldesa (Soledad) Chapetón y seguimos sin recursos”, dijo. 

Reynaldo Ochoa, del Distrito 7, señaló que su sector está en emergencia y junto a sus bases ya definieron que exigirán la devolución del Reformulado III a la comuna para que se incluyan las obras para todas las zonas, “por lo menos a un proyecto por barrio, porque queremos que sea todo por igual”. 

Óscar Machaca, secretario de conflictos del Distrito 14, se refirió al Programa Operativo Anual (POA) 2019 y afirmó que su sector no permitirá que esta programación se apruebe como fue enviada por el Ejecutivo, porque eso significaría postergar por otra gestión los anhelos de obras y desarrollo de sus barrios. 

“Tiene que haber para todos o para ninguno, no se debe excluir para condicionar”, respondió al concejal Javier Tarqui cuando advirtió que no aprobar el POA 2019 incluso significaría congelar las cuentas del municipio.

Al respecto, el legislador del MAS Juanito Angulo indicó que él no puede ser cómplice de que los recursos de los alteños sean mal utilizados nuevamente, ya que ambos documentos dan curso a la política de trabajo aplicada por Chapetón, es decir, condicionar la ejecución de obras a la afinidad y el apoyo político.

Actualmente, ambos proyectos están en la Comisión Administrativa Financiera para ser analizados por el concejal Rolando Medina, del MAS.