Dirigentes cuestionan a ‘delegado’ de Control Social

Gabriela Ramos / EL ALTO

Vecinos y dirigentes zonales de El Alto fustigaron a Raúl Canaza porque habría firmado el aval del control social del POA 2019, pese a que ese documento no incluye las conclusiones de las cumbres distritales.  

Canaza es uno de los presuntos representantes de Control Social que suscribe en los documentos que avalan la elaboración del POA 2019, como producto de cumbres distritales y consultas vecinales que nunca se llevaron adelante. 

Juan Mamani, dirigente del Distrito 7, expresó su molestia contra Canaza y lo calificó de “traidor del pueblo alteño” porque con su firma trató de legalizar la programación presupuestaria impuesta por la alcaldesa Soledad Chapetón. 

Hilarión Mamani, dirigente del Distrito 14, también reclamó a Canaza por atribuirse la representación de los vecinos alteños para beneficiarse de favores otorgados por la actual gestión municipal. 

“Canaza no puede hablar por nosotros, y mucho menos firmar cualquier documento porque nadie lo eligió. Este compañero que antes era dirigente vecinal está traicionando a El Alto y es cómplice del engaño que está promoviendo la alcaldesa Chapetón”, denunció. 

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve), Sandro Ramírez, lamentó que Canaza se haya desmarcado de la lucha cívica vecinal y haya optado por conformar una organización apócrifa. Adelantó que si las bases lo deciden así, se definirán acciones en su contra en los próximos ampliados.