Más de un millón de personas evacuan casas por un huracán

En Virginia, las calles se inundaron por las fuertes lluvias antes de la llegada del huracán Florence.
Foto: AFP

EFE / Washington

Más de un millón de personas recibieron órdenes de evacuar sus viviendas en las costas de Virginia, Carolina del Norte y del Sur, a medida que se aproxima el huracán Florence, que podría alcanzar la máxima categoría en la escala Saffir-Simpson a su llegada a la costa este de EEUU.

Las potentes marejadas provocadas por la tormenta y los fuertes vientos plantearán amenazas mortales, así como graves riesgos de inundación que obligaron a las autoridades a desplegar medidas de emergencia.

Se pronostica que las ondas más lejanas de la gran tormenta toquen tierra a última hora del miércoles en una zona costera que ya sufrió un severo aumento del nivel del mar, y luego el ciclón serpenteará durante el jueves, viernes y sábado; anegará varios estados y desencadenará inundaciones potencialmente mortales.

Más allá de las Carolinas y Virginia, la amenaza de inundaciones en el interior se extenderá hasta la próxima semana a algunas zonas de Tennessee, Georgia, Virginia Occidental, Ohio, Pensilvania, Maryland y el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital, Washington.

Precisamente los dos últimos territorios, Maryland y el Distrito de Columbia, declararon el estado de emergencia.

La última vez que la capital estadounidense declaró el estado de emergencia por una alerta meteorológica fue en enero de 2016, cuando una tormenta invernal llamada Snowzilla cubrió la capital y su región en más de medio metro de nieve.

El tamaño del huracán Florence es “asombroso”, advirtió el director del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), Ken Graham.
“Podría cubrir varios estados fácilmente con sólo la cobertura de nubes. Esto no es sólo un evento costero”, agregó.