EEUU insiste en acciones antisirias ante la ONU

Prensa Latina / Naciones Unidas

La representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, insistió ayer en sus acusaciones contra Siria y descalificó los esfuerzos de los diálogos de Astaná para encontrar una solución política.

La embajadora catalogó de mentiras los argumentos ofrecidos por Rusia e Irán sobre ese proceso, y nuevamente acusó a Siria de emplear armas químicas contra la población civil, a pesar de la falta de pruebas.

Reiteró en el Consejo de Seguridad las amenazas de tomar fuertes medidas de represalias contra Siria bajo el pretexto del uso de armas químicas.

El embajador ruso, Vassily Nebenzia, alertó que Haley lanza amenazas contra Estados soberanos y hasta habla de la posibilidad de emplear el uso de la fuerza, en franca violación de los derechos internacionales y la Carta de la ONU.