Diremar y Agente estudian en paralelo estrategia posfallo

Jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
Foto: Cambio

Juan F. Cori Charca / Cambio

De forma paralela y sincronizada, la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima, Silala y Recursos Hídricos Internacionales y el agente Eduardo Rodríguez Veltzé realizan estudios sobre la estrategia posfallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) respecto a la demanda marítima.

El ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary, precisó que estos movimientos fueron definidos por el presidente Evo Morales con miras a la sentencia que la CIJ emitirá en los siguientes meses.

“Se está trabajando en los equipos; Diremar ha hecho importantes estudios y nuestro agente en La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, realiza un importante trabajo”, indicó Pary en declaraciones a la red Uno.

Señaló que “los mejores hombres y mujeres de Bolivia deberán contribuir y participar en el proceso pos La Haya para establecer todos los mecanismos de diálogo y negociación” una vez que se conozca el fallo del principal órgano judicial de las Naciones Unidas. Bolivia acudió en 2013 a la CIJ en procura de que ese tribunal juzgue y declare que Chile tiene la obligación de negociar, de buena fe y en un plazo razonable, un acuerdo que permita a los bolivianos recuperar su acceso soberano al océano Pacífico.

La demanda se sustenta en los sucesivos compromisos asumidos por las autoridades chilenas para resolver la mediterraneidad boliviana, a través de diferentes fórmulas y al margen del Tratado de 1904.

Luego de la celebración de las audiencias orales de marzo, los jueces de la Corte iniciaron la deliberación de la sentencia que se podría conocer entre este mes y octubre.

En el marco de la estrategia para recibir la sentencia, el Jefe de Estado posesionó a Pary como canciller y designó al expresidente del Senado José Alberto Gonzales como embajador en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Pary convocó a los bolivianos a mantener la unidad para encarar la nueva fase en el centenario reclamo nacional, pues advirtió que será una “misión complicada”.

No obstante, afirmó que “Bolivia no se cansará de insistir en el diálogo” para que junto con Chile se “pueda encontrar una salida negociada a este diferendo que tenemos”.

“Bolivia tiene que encarar un proceso de diálogo como se ha planteado de manera clara y precisa en la demanda; queremos, a través del diálogo, lograr una salida soberana al océano Pacífico”, apuntó.