Siles: Los opositores pueden reproducir actitudes racistas

El exviceministro Hugo Siles
Archivo Cambio

El ex viceministro de Autonomías Hugo Siles considera que en la actualidad no son los mismos actores que en 2008 expresaron su rechazo al gobierno del presidente Evo Morales mediante acciones de racismo y separatismo; sin embargo, está seguro de que en alguna medida pueden llegar a reproducir algunos comportamientos, principalmente referidos a la intolerancia política.

“El escenario político de 2008 era distinto al de la actualidad, toda vez que en ese momento la derecha en Bolivia y los sectores radicales instalados en la llamada ‘media luna’ eran sectores conservadores y de élites. Perseguían intereses principalmente de tierras, económicos y comerciales, pero esos actores fueron derrotados en el propio proceso de conflictividad política, toda vez que sus comportamientos y manifestaciones eran antidemocráticos, de racismo e intolerancia”, aseguró.

Para Siles, la Bolivia de los cambios, la legitimidad de gobierno del presidente Morales, las políticas públicas y los cambios estructurales son los que derrotaron a estos sectores minúsculos pero radicales que protagonizaron un escenario de alta conflictividad política en el país.

“No son los mismos, pero sí se reproducen sobre el discurso o la manifestación del 21F; muestran ciertos comportamientos de intolerancia política sin base territorial, como en el pasado. Estos grupos que aparecen sobre la sombra del 21F son más virtuales en sus manifestaciones a través de las redes sociales, generan mucho ruido. Seguramente, a la hora de ir acercándose la agenda electoral, estos grupos irán sumándose o incorporándose a las fuerzas políticas de oposición, y no veo otra conexión más que discursiva o de intolerancia política”, declaró la exautoridad de Autonomías.

Señaló que a partir de la masacre de Pando hay un antes y un después, y está seguro de que esos sucesos no se repetirán en el país, puesto que hay un aprendizaje de la clase política.

GARANTÍA DE ESTABILIDAD

Siles indicó que las protestas de los denominados colectivos ciudadanos y las de los políticos de oposición, cuya intolerancia será más radical conforme se acerquen las elecciones, intentan cortar el proceso de cambio instaurado por el presidente Morales.

“Se trata de manifestaciones que combinan el interés por ascender en el poder, y obviamente para hacerlo la única forma que han visto es intentando debilitar al Gobierno. Las prácticas de este intento de debilitamiento es el uso de la falsedad y mentira, el pretender atribuirse como defensores de la patria y de la democracia... No tienen otro objetivo que colocarse en un espacio de expectativa de poder porque estos grupos del 21F van a aterrizar en las fuerzas políticas de la oposición, porque son grupos de nacimiento vinculados a esas fuerzas, y en la disfunción han tenido que utilizar a estos grupos para promover sus intereses y posicionamiento político. No hay duda de ello, estas fuerzas políticas buscan de manera insistente alcanzar espacios de poder”, explicó Siles.