Gustavo Torrico Si el masacrador ‘cacique’ Fernández ganaba, se extendía al Beni y asumía liderazgo nacional

El asambleísta Gustavo Torrico
Archivo Cambio

Cuál cree que fue el motivo por el que la oligarquía se resistió al gobierno del presidente Evo Morales en 2006?

La oligarquía, la derecha detentadora del poder desde la creación de la República (6 de agosto de 1825), no se opuso al gobierno de Evo Morales, lo que hizo es que al existir la propuesta política clara de refundación de la República con reconocimiento pleno de las 36 nacionalidades indígena originario campesinas y la visión de Estado Plurinacional, se dio cuenta de que si bien estaba incluida en el nuevo Estado, quedaba excluida del manejo económico y político.

¿Cuál fue la situación? Viendo que la Asamblea Constituyente se conformó con los sectores emergentes para reivindicar sus derechos, se dieron varios acontecimientos: primero, la escalada de violencia racista y discriminatoria desmedida que tuvo su cúspide con la masacre de Porvenir, la expresión más grande de ese racismo y odio irracional a los sectores sociales más pobres de Bolivia en lo que se denominó la ‘media luna’ (Santa Cruz, Chuquisaca, Beni, Pando y Tarija).

En esa región pandina, el 11 de septiembre de 2008, cívicos afines a Leopoldo Fernández y funcionarios de la Prefectura como del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) abrieron un cerco y armaron una emboscada que esperó a compañeros campesinos de Pando para masacrarlos en Porvenir.

Pero no sólo eso, sino que también se armó un plan violento, racista y discriminatorio de toma de instituciones, pero la cúspide de ese accionar fue la masacre de Porvenir.

Ellos (derecha radical) se dan cuenta de la crisis política a partir de 2003 hasta 2005, y todos los caciques y patrones de ese tiempo no participaron en las elecciones presidenciales; Mario Cossío se fue de prefecto a Tarija, Ernesto Suárez al Beni, Leopoldo Fernández a Pando, Manfred Reyes Villa a Cochabamba. Una muestra de lo que digo es que quienes participan en la elección para la Prefectura de Santa Cruz son exministros y exparlamentarios.

Todo fue parte de un plan que obviamente no fue diseñado por ellos (derecha radical), sino que se los hizo su tío Sam (EEUU). Todos se fueron a sus regiones dejando enterrada la posibilidad de asumir el Gobierno central.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) logró más del 50% de los votos (en las elecciones de diciembre de 2005) y Evo Morales fue electo por mandato del pueblo boliviano con una buena representación en el Parlamento nacional. Ellos (derecha radical) se ocuparon de ganar las prefecturas y alcaldías en sus regiones para construir su propio reinado.

¿Cuál fue la causa central para el fracaso de la pretensión de los ‘caciques’ y la derecha radical?  

La intervención de nuestras organizaciones sociales como los campesinos, las ‘Bartolinas’, los obreros, fabriles, mineros, universitarios y las clases medias, que vieron en la propuesta de la nueva Constitución Política del Estado que proponía el presidente Evo Morales una esperanza que actualmente ya es una realidad con las dobles vías, aeropuertos, escuelas, hospitales, fábricas, industrialización y otros. Entonces, éstos formaron una tenaz resistencia de defensa de la unidad de la patria, que al final hizo que los sectores oligárquicos —que no tenían representación nacional, ni siquiera en todo lo que era la ‘media luna’, sino sólo a su cúpula— fracasen en su afán de dividir a los bolivianos.

 

¿Qué es lo que motivó al ‘cacique’ Leopoldo Fernández para la matanza de campesinos el 11 de septiembre de 2008?

Había una decisión de perpetrar masacres en varios lugares del país, por ejemplo, en Yapacaní había un fuerte grupo armado, había algún diputado apostado con sus sacos de arena y su ametralladora en una esquina de la plaza, esperando a la marcha que era comandada por el dirigente de los Sin Tierra, Fidel Surco; hubo un enfrentamiento en el puente de Yapacaní, donde murió una persona de la Unión Juvenil. Se dieron cuenta de que no estaban jugando y se replegaron. En el caso de Leopoldo Fernández, lo que quiso el ‘cacique’ fue sentar un precedente. Dijo: ‘Si ustedes marchan, así los vamos a recibir’. Leopoldo Fernández bajó la bandera para que en otras regiones se masacre a los campesinos como lo hizo en Porvenir, pero no hubo respuesta positiva.

¿Qué buscaba el ‘cacique’ con la masacre?

Si Leopoldo Fernández hubiera querido aferrarse al poder que tenía en Pando, no hubiera hecho nada, simplemente renunciaba a la Prefectura o no se metía a nada, él hubiese sido hasta ahora el dueño de Pando. Lo que pasa es que la masacre responde a quién iba a comandar el nuevo país, la nueva ‘media luna’, y quien dio la muestra para asumir esa responsabilidad con la masacre fue él, porque si él (Leopoldo Fernández) triunfaba en Pando, avanzaba hacia el Beni; se hubiera convertido en el líder indiscutible de la nueva Bolivia.