Nicaragua vive jornada de crisis por agresiones

EFE / Cambio

Un enfrentamiento verbal entre sandinistas y opositores en una marcha en Managua y el ataque a otra manifestación en un municipio de Nicaragua marcaron ayer la nueva jornada de crisis que atraviesa el país centroamericano desde abril, que ya ocasionó centenares de muertos.

Un grupo de sandinistas se presentó ayer en el punto de partida de una manifestación que los opositores autoconvocados programaron para pedir la libertad de los presos políticos nicaragüenses, dando lugar a momentos de tensión entre insultos y amenazas.

“Que no haya un muerto más, por favor. Queremos la paz. Ustedes son nuestros hermanos”, clamó unos de los manifestantes autoconvocados a los sandinistas, quienes se encontraban escoltados por decenas de agentes de la Policía Nacional.

“El objetivo de esta marcha es exigir la libertad inmediata de las personas que se encuentran en prisión tras haber participado en plantones, marchas, caravanas, tranques (bloqueo de vías) y otras manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega”, explicó Mercedes Dávila, madre del estudiante detenido Edwin Carcache, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y por la Democracia.

Organismos humanitarios calculan al menos 135 detenidos.