Defensor dice que hay extorsiones en La Asunta

El municipio de La Asunta, en Sud Yungas.
Foto: Cambio

Roberto Medina Buezo / Cambio

Una delegación conformada por funcionarios de la Defensoría del Pueblo, agentes de la FELCC y periodistas visitó ayer diversos sectores de La Asunta (Sud Yungas) y escuchó los testimonios de los comunarios víctimas de extorsiones, represiones y amenazas de algunos productores que se niegan a la erradicación de la coca ilegal.

“Hay dirigentes que exigen aportes de dinero para la compra de dinamita, hay presiones a algunos comunarios bajo la amenaza de que se les quitará sus catos de producción de coca si es que no aportan y se unen a la resistencia contra las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC), incluso hay actos de violencia contra los llamados ‘traidores’, que son afines a la erradicación pacífica”, informó el defensor del Pueblo, David Tezanos.

Además, expresó su preocupación debido a que varios pobladores confirmaron que un mes antes del 24 de agosto, cuando un grupo de cocaleros emboscó a la Policía, hubo una vigilia a la que asistieron personas con armas de fuego.

En ese ataque murió el subteniente Daynor Sandóval y otros siete uniformados resultaron heridos.

“En esa emboscada, los ataques duraron varias horas y la parte que se resistía a la erradicación lanzaba ráfagas”, dijo. Agregó que la fuerza anticrimen expuso los elementos secuestrados en aquella ocasión, como los explosivos. Una enfermera atendió a los policías heridos con balas. De parte de ellos fallecieron también dos por impactos de bala de armas legales”.

Inaccesibilidad  

Agregó que hubo complicaciones para realizar las pericias e investigaciones en dicho municipio, respecto a las muertes y supuestas emboscadas, puesto que no había facilidades para ingresar, ya que uno de los caminos fue dinamitado.

“Ahora ya hay condiciones para seguir consiguiendo la información. Cruzaremos los datos que nos están mandando las instituciones a las que hicimos requerimientos. También se analizará la orden de operaciones para ver qué tipo de armas portaban los policías que ingresaron a La Asunta y buscar alguna relación con los proyectiles con los que perdieron la vida los dos productores”, explicó.

La averiguación de la Defensoría y la Policía se realizó en la comunidad Siguani Chico, además se comprobó que fueron eliminadas 1.300 hectáreas de coca ilegal que están en el área roja.

Las tareas continuarán en la zona a pesar de las protestas de grupos y el rechazo a la Ley de la Coca (906).