Sandinistas marchan en apoyo al presidente Ortega

Los jóvenes salieron a las calles para expresar su contudente apoyo al mandatario centroamericano.
Foto: AFP

Managua / EFE

Miles de sandinistas salieron ayer, una vez más, a las calles de Managua para expresar su apoyo al presidente Daniel Ortega y exigir justicia para las ‘198 víctimas del terrorismo golpista’, término que usa el Ejecutivo para referirse a quienes se movilizan contra el Gobierno nicaragüense desde el 18 de abril.

A pie, en motocicletas y en vehículos, miles de simpatizantes del mandatario, entre ellos empleados públicos y miembros de la Juventud Sandinista, participaron en la caminata denominada ‘¡Paz, vida, justicia!’, que partió desde la rotonda Jean Paul Genie hasta la avenida de Bolívar A. Chávez, en un recorrido de unos seis kilómetros.

Durante esa movilización, convocada por el Gobierno para exigir justicia y reparación de daños para las víctimas que dejó la crisis que atraviesa el país hace casi cinco meses, los sandinistas expresaron su respaldo a Ortega en medio de música revolucionaria y cargando, en su mayoría, banderas del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Durante la actividad, que se convirtió en una fiesta sandinista, los presentes cantaron y bailaron una canción estilo cumbia titulada El comandante se queda, cuya letra empieza con “¡Aunque te duela! ¡Aunque te duela! el comandante aquí se queda. Daniel, Daniel, el pueblo está con él”, que el sandinismo y la Policía usan como símbolo de las manifestaciones a favor del Presidente.

Los participantes en la marcha juraron, según el portal gubernamental El 19, “hacer honor al heroísmo, valentía y fuerza de las víctimas inocentes ante las grotescas acciones de terroristas que hicieron sufrir al pueblo durante más de tres meses”, entre mayo y julio.

“Así honran a los nicaragüenses que fueron asesinados, quemados y secuestrados por las hordas vandálicas y criminales de la derecha nicaragüense”, señaló El 19.

Nicaragua vive desde el 18 de abril una crisis social y política que generó varias protestas contra el gobierno de Daniel Ortega y un saldo de más de 400 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros, mientras que el Ejecutivo cifra en 198 los fallecidos.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) responsabilizó al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras afectaciones a los derechos humanos.

En una entrevista con la agencia Efe en Managua, el presidente Ortega negó que se hayan sofocado las protestas con represión, y dijo no sentirse responsable de las muertes en las calles durante los últimos meses, sino que culpó a EEUU y al narcotráfico de financiar, apoyar y armar a grupos violentos.