Hay “nerviosismo” en Chile por la contrademanda boliviana

Parte de los canales construidos para transportar las aguas extraídas de los bofedales del Silala.
Foto: Cambio

Gonzalo Pérez Bejar / Cambio

René Martínez, exministro de la Presidencia y ex secretario general del Consejo de Defensa de las Aguas del Silala y Recursos Hídricos, dijo que percibe nerviosismo en el Gobierno de Chile tras conocer la respuesta boliviana y la contrademanda por las aguas del Silala.

“La suspensión unilateral del Comité de Fronteras (que debía realizarse el 5 y 6 de septiembre en La Paz) significa el nerviosismo de parte de las autoridades chilenas, que más bien se abrazan de una lectura política sobre el tema antes que de una verdadera justificación jurídica porque nada tiene que ver la demanda por las aguas del Silala y en la que ellos son los demandantes”, afirmó  en el programa Polémica de radio Patria Nueva.

Martínez sostuvo que existe una exagerada visión de lectura política que la manifiestan las autoridades del vecino país luego de que el presidente Evo Morales diera a conocer, el 31 de agosto, la respuesta a la demanda chilena sobre los manantiales del Silala, además de confirmar la presentación de la contrademanda, en la que se hace referencia a la construcción de canales artificiales introducidos en los bofedales que alteraron el flujo de sus aguas, al igual que su ecosistema.

“Como país estamos en el libre derecho de contrademandar para tener una lógica posición de resguardar nuestros derechos, que van en ruta directa sobre la línea de sentar soberanía sobre nuestro recurso hídrico”, dijo.

En días pasados, la agente chilena ante la CIJ, Ximena Fuentes, reconoció que las aguas del Silala nacen en territorio de Bolivia y que el flujo se dirige al lado chileno a causa de una “pendiente grande”.

En criterio de Martínez, ésa es una versión a medias de la realidad, toda vez que no hacen referencia a la necesidad que tuvieron para construir canales artificiales para desviar dichas aguas.