Evo entrega sistema de agua potable y escuela en Escoma

El Presidente se dirige a los miles de pobladores que se dieron cita en el acto de entrega de las obras.
Foto: Reynaldo Zaconeta

Óscar Huaygua Delgado / Cambio

El presidente Evo Morales inauguró ayer la ampliación del sistema de agua potable, alcantarillado sanitario e infraestructura educativa en el municipio de Escoma, provincia Camacho de La Paz, que demandaron la inversión de Bs 9,7 millones, financiados por el programa Bolivia Cambia Evo Cumple.

La infraestructura educativa beneficia a 190 estudiantes, el sistema de agua potable a 330 nuevas familias y el alcantarillado sanitario a 400 familias.

El Jefe de Estado explicó que la ejecución de ambos proyectos es el resultado de la nacionalización de los recursos naturales y el incesante crecimiento económico: “Esta clase de obras es por la unidad de los bolivianos, de la nacionalización de los recursos naturales y van a seguir habiendo obras porque Bolivia va a seguir creciendo”.

Recordó que un paso importante en la recuperación de la patria fue la “unidad política”, alcanzar el poder para llevar adelante la nacionalización de los hidrocarburos y la recuperación de las empresas estratégicas entregadas a las transnacionales por los neoliberales.
“Hemos decidido con los movimientos sociales, con profesionales comprometidos, visionarios, cambiar nuestra querida Bolivia. Este proceso no podemos olvidar porque ahora tenemos la nueva Bolivia en plena construcción”, mencionó.

Enfatizó en que el servicio de agua potable debe ser público, a contrarruta de los gobiernos neoliberales que privatizaron todo: “Los servicios básicos deben ser un servicio público y no negocio privado; (los neoliberales) han privatizado el agua, han privatizado telecomunicación, han privatizado energía. Llegamos al Gobierno y nacionalizamos, y estas políticas salen del pueblo”.

Pidió a los estudiantes no olvidar sus raíces y ser orgullosos de su identidad: “Jóvenes, no podemos olvidar nuestra identidad, ni se imaginan en el mundo entero nuestra riqueza cultural, nuestra identidad, nuestra vestimenta respetada y conocida, se sorprenden de nuestras músicas, de nuestros bailes, de nuestra vestimenta, piensan que yo estoy obligándoles a cantar, a vestirse de esta manera, así piensan en Europa”.

Rindió su homenaje a la población: “Homenaje siempre es recordar la historia de nuestro pueblo, pero también desear mucho éxito a nuestros movimientos sociales, a nuestras autoridades, para nuestro pueblo de Escoma, pueblo de nuestro hermano César Cocarico”. 

Escoma celebró ayer 155 años de creación, tierra que vio nacer al ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico.

El acto de inauguración contó con la participación de autoridades, estudiantes, organizaciones sociales, además del marco musical del grupo folklórico Awatiñas.

El Presidente escribió en su cuenta de Twitter: “Entregamos estas envidiables obras para nuestros hermanos y hermanas, y garantizamos el equipamiento de los laboratorios y talleres para la unidad educativa. De esta forma rendimos homenaje a Escoma, recordando siempre la historia y proyectando el futuro”.

En tanto, los pobladores, estudiantes y el director de la unidad educativa agradecieron al Presidente por la entrega de ambas obras que contribuyen al desarrollo del municipio.