Guardias municipales denuncian desaparición de fideo decomisado

Parte de las bolsas secuestradas el 15 de mayo.
Foto: AMI

Gabriela Ramos / El Alto

Guardias municipales, dependientes de la Alcaldía de El Alto, denunciaron ante el Concejo Municipal la desaparición de 5.000 bolsas de fideo que fueron incautadas el 15 de mayo. La Comisión Jurídica investiga el ilícito.  

El concejal del MAS Juanito Angulo, que preside esa instancia edil de la entidad deliberante en esa urbe, hizo pública la denuncia de los guardias y anunció que investigará el ilícito porque esos productos que debían ser destruidos desaparecieron de los almacenes de la Intendencia. 

El legislador alteño señaló que se sospecha que otros funcionarios municipales se llevaron de manera ilegal el producto de la incautación, y no descartó que autoridades del cuerpo de seguridad municipal y de la Intendencia estén implicados, ya que algún directivo o responsable tuvo que autorizar la salida de esa cantidad de fideo.

Los productos —de cinco kilos— fueron fabricados por la empresa SP, que supuestamente no contaba con el registro sanitario para la elaboración de alimentos. Durante la intervención, el intendente edil Ruddy Saavedra aseguró que la documentación de respaldo de la empresa estaba caduca y que además presentaba varias faltas de higiene, por lo que se procedió a la clausura y decomiso.

Según el reporte, los fideos estaban en mal estado y eran comercializados en varios mercados alteños; por ello, en cumplimiento de la norma, se iba a destruir del producto.  Hasta el cierre de esta edición, ninguna autoridad municipal se manifestó para aclarar qué sucedió con los fideos decomisados. 

VULNERACIÓN LABORAL

Angulo reveló que en la Guardia Municipal existen problemas de tipo laboral, ya que 180 miembros de este escuadrón no pudieron renovar sus contratos y fueron separados de esas filas de un día para el otro. 

El munícipe expresó su sospecha de que la separación de esta cantidad de trabajadores tiene que ver con la denuncia por los fideos desaparecidos, ya que los funcionarios afectados participaron en el operativo de incautación y varios de ellos denunciaron la desaparición ante sus superiores y autoridades de la Intendencia.