Gobierno construirá vivienda social para familia de Sebastián

La familia del menor porta un cartel en puertas del Hospital del Niño de Santa Cruz de la Sierra.
Foto: Laprensa.com

LUIS FERNANDO CRUZ RÍOS / CAMBIO

El presidente Evo Morales expresó ayer su tristeza por la mala praxis realizada a Sebastián, de tres años de edad, a quien se le extirpó un riñón sano por error en el Hospital Oncológico de Santa Cruz, y comprometió la construcción de una vivienda social para su familia.

“El caso del niño Sebastián, al que por error se le ha extraído el riñón sano, nos ha dolido mucho, más aún porque proviene de una familia de bajos recursos. Por ese motivo, el Estado va a dotar a su familia de una vivienda social”, escribió el Jefe de Estado en su cuenta Twitter.

Además, a través de esa misma red social, el jueves, Morales ratificó el compromiso del Estado de proteger la salud y los derechos de “nuestros niños y niñas”, por lo que convocó a los profesionales del área “a asumir su rol ético y preservar la vida”.

“Por eso es urgente realizar la Cumbre de Salud, no sólo para sentar las bases del Seguro Universal Gratuito, sino también para que los profesionales en salud, las organizaciones sociales y la sociedad civil podamos debatir sobre los mecanismos de protección del paciente”, escribió el Presidente.

TRASPLANTE

En ese contexto, especialistas estiman que no es viable el trasplante inmediato de riñón a Sebastián, víctima de una mala praxis, porque debe superar el tratamiento de cáncer en sus pulmones.

La oncóloga y pediatra del Hospital Oncológico Yolanda Ernst, en declaraciones a radio El Deber, aseguró que no es prudente por el momento el trasplante de ese órgano porque primero se debe tratar y eliminar la metástasis en sus pulmones que le ocasionó el cáncer que padecía.

“No servirá el trasplante porque el cáncer puede afectar el nuevo órgano. No podemos pensar que el niño está listo para eso, él está con cáncer; la cirugía fue para sacar el tumor canceroso, el tratamiento de los pulmones se lo hará probablemente con radioterapia (...) Hay que seguir tratándolo antes de someterlo a una nueva cirugía”, manifestó.

Con ese criterio coincidió el secretario departamental de Salud de Santa Cruz, Óscar Urenda, quien dijo que Sebastián no podrá recibir un trasplante de riñón en al menos tres años porque no reúne las condiciones para someterse a esa cirugía.

Explicó que, después de una evaluación de especialistas en trasplantes, se concluyó que por el momento no corresponde ese procedimiento “por el tamaño y el peso del niño de tres años”.

Manifestó que el menor se someterá a su tratamiento mientras vive con diálisis, que se le practicará cada dos días. Aseguró que un paciente con esas características puede vivir sin complicaciones entre seis y diez años.

Padres presentan denuncia formal ante la FELCC

Los padres del niño Sebastián Justiniano, de tres años, presentaron ayer una denuncia contra el doctor Roger Moreno por el delito de lesiones gravísimas ocasionadas al extraer un riñón sano en una cirugía que se realizó el miércoles en el Hospital Oncológico.

“Yo brindé la declaración tal como pasaron la cosas, no me estoy inventando, no voy a aumentar nada de lo referido. El médico hizo lo que no tenía que hacer y la justicia verá a fondo este caso”, manifestó Ebert Justiniano al salir de oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), según la ABI.

El progenitor dijo que espera que el doctor diga la verdad en su declaración y admita su error, tal como lo hizo luego de la intervención quirúrgica.

Los abogados de las partes confirmaron que el profesional fue convocado a declarar a las 17.00 del 10 septiembre.