Los centros médicos nucleares operarán desde fines de 2019

Ing. Hortensia Jiménez Rivera, directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear.
Foto: ABEN

Cambio 

Entrevista: Hortensia Jiménez (Directora general ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear)

¿Cuáles son las características, en cuanto a objetivos, especialidades, infraestructura, equipamiento y personal, que tendrán cada uno de los centros de medicina nuclear?
Se trata de tres Institutos de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer. El presidente Evo Morales instruyó la planificación y ejecución de estas modernas infraestructuras como parte de la Agenda Patriótica 2025, para ofrecer servicios a la población boliviana con equipos de última generación, en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades oncológicas, cardiacas y neurológicas.

Los mencionados institutos tendrán especialidades para el diagnóstico, tratamiento, control y seguimiento del cáncer: medicina nuclear, quimioterapia, braquiterapia y radioterapia. 

El personal estará compuesto por médicos especialistas en distintas áreas como medicina nuclear, cardiología nuclear, imagenología, oncología clínica, radioterapia oncológica, así como físicos médicos, técnicos radiólogos, enfermeros, farmacéuticos, radiobioquímicos, además del personal de mantenimiento y del área administrativa.

La primera especialidad es el servicio de Medicina Nuclear, en el que se realizarán estudios de cuerpo entero de los pacientes para la detección, principalmente, del cáncer y otras enfermedades como las neurológicas y cardiacas a través del Tomógrafo por Emisión de Positrones (PET/CT) y el Tomógrafo por Emisión de Fotón Único (SPECT/CT). 

Oncología Clínica es la especialidad médica que se encargará del diagnóstico, tratamiento y seguimiento del cáncer, a través de fármacos de quimioterapia y otros medicamentos. El área de Quimioterapia contará con una sala de inyectorios con sillones, bombas de infusión y camillas para la administración de este tratamiento.

Otra especialidad es la Radioterapia Oncológica, en la que se realizará el tratamiento mediante radiación a los pacientes con cáncer y contará con dos aceleradores lineales, braquiterapia de alta tasa de dosis, un tomógrafo para la obtención de imágenes de planificación, además de sistemas computarizados de planificación. A diferencia de la quimioterapia, en la que el fármaco circula por todo el cuerpo para combatir el cáncer, la radioterapia es un tratamiento de aplicación localizada y se divide en dos: 

Radioterapia externa, que administra el tratamiento desde afuera hacia el tumor, a cierta distancia del paciente, a través de la tecnología del acelerador lineal. Braquiterapia (cerca o en contacto) es otro tipo de tratamiento en radioterapia que utiliza pequeñas fuentes radioactivas encapsuladas que se introducen o están en contacto directo con el tumor. Permite administrar gran cantidad de dosis y proteger los órganos vecinos de manera óptima en un corto período de tiempo.  

¿Cuáles son las características de los contratos firmados con la empresa argentina INVAP?
Por el grado de especificidad y complejidad en la implementación de las nuevas tecnologías en nuestro país, se tomó la decisión de hacer un contrato EPC (sigla en inglés de Ingeniería, Adquisición y Construcción) llave en mano, que pasa por el diseño, construcción y equipamiento de los Institutos de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer, que incorpora además la formación y capacitación de los recursos humanos en distintas especialidades en el área médica, considerando que es una de las entidades que se ha identificado para replantear, de manera efectiva, el proyecto para responder a las necesidades de la población. 

¿Cuáles son los antecedentes de la empresa?
La empresa argentina INVAP cuenta con una experiencia de más de 50 años en la implementación de tecnología nuclear y centros de medicina nuclear. Es considerada una de las más prestigiosas de América Latina y goza de renombre en el ámbito mundial.

Por muchos años se dedicó al diseño, integración y construcción de plantas, equipamientos y dispositivos en áreas de alta complejidad como energía nuclear, tecnología espacial, tecnología industrial y equipamiento médico y científico. 

Desde sus orígenes la empresa ganó prestigio como diseñadora y proveedora de sistemas para reactores nucleares, además de reactores nucleares para investigación y producción de radioisótopos. Desde fines de la década de 1990 la empresa incursionó en el sector aeroespacial, especialmente mediante el diseño, construcción y operación de satélites, como también radares.

Los contratos se firmaron en febrero, ¿qué se avanzó hasta el momento?
Para la ejecución de las obras de construcción, primero se deben garantizar los terrenos para los Institutos de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer. Para ello, la Agencia Boliviana de Energía Nuclear llevó adelante distintas gestiones con los gobiernos municipales y la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para lograr la transferencia de terrenos en Santa Cruz y La Paz. 

Una vez aprobada la transferencia de los predios por la ALP, ahora corresponde la revisión del diseño, relevamiento topográfico y geológico, licencias radiológicas, ambientales, entre otros, para los tres institutos y sus diferentes componentes.

Paralelamente a este trabajo, se llevó adelante la convocatoria y proceso de habilitación, preselección y selección para las 120 becas de capacitación y especialización de jóvenes profesionales en distintas áreas. Estos profesionales, una vez que vuelvan al país, deberán ser los próximos operadores de las nuevas tecnologías que serán implementadas en Bolivia. 

¿Dónde estarán ubicados exactamente?
Los tres terrenos para la construcción de los Institutos de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer están ubicados en la ciudad de La Paz, zona de Achumani. El segundo, en El Alto, en la zona Parcopata, Distrito 8; y en Santa Cruz, en la zona Pampa de la Isla.

¿Cuál es el cronograma para concretar los tres contratos?
Los cronogramas y los tiempos se están cumpliendo de acuerdo con las programaciones de ambas partes. Actualmente estamos en la fase inicial y esperamos poder entrar en operación el último trimestre de 2019. 

¿Cuánto cuesta cada uno de ellos?
El costo del diseño y ejecución de construcción e implementación de cada uno de los Institutos de Medicina Nuclear y Tratamiento del Cáncer será de 49,9 millones de dólares, haciendo un total para los tres de aproximadamente 150 millones de dólares financiados por el Tesoro General de la Nación.