Bolivia manifiesta enérgico rechazo a falacias de Chile

La viceministra María del Carmen Almendras, en la reunión con el cónsul Manuel Hinojosa (derecha).
Foto: Jorge Mamani

Fernando del Carpio Z. / Cambio

El Gobierno boliviano convocó ayer al cónsul general de Chile, Manuel Hinojosa, para entregarle una nota de protesta en la cual, además, manifestó su “enérgico rechazo” a las acusaciones falsas del canciller Roberto Ampuero en torno a la contramemoria y contrademanda sobre el caso del Silala.

El diplomático chileno se reunió en la Cancillería con la viceministra de Relaciones Exteriores, María del Carmen Almendras, a las 16.45 y abandonó el edificio a las 17.30.

Hinojosa no hizo ningún tipo de declaraciones. Despistó a los periodistas que estaban en las inmediaciones del edificio, entre las calles Junín e Ingavi, en la plaza Murillo.

Algunos camarógrafos y fotógrafos que accedieron, por algunos minutos, a la toma de imágenes dijeron (porque lo reconocieron) que el Cónsul iba en una vagoneta negra (a las 17.30). En la Cancillería confirmaron que había concluido la reunión y dieron a conocer un comunicado.

En el documento, Bolivia “manifiesta su enérgico rechazo a las acusaciones del Gobierno de Chile al Gobierno boliviano de actuar ‘contra la buena fe’ en la entrega de la contramemoria a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso Silala y a la cancelación unilateral de la XV Reunión del Comité de Frontera e Integración Bolivia-Chile, al considerar que dichas acciones son parte de la continua práctica de dilación que el Gobierno de Chile adopta con Bolivia”.

Antes, por la mañana, el canciller Diego Pary descalificó la afirmación de su similar de Chile, Roberto Ampuero, de que Bolivia después de entregar la respuesta y la contrademanda el 31 de agosto en La Haya “habría pedido a la Secretaría General de la CIJ que no se le haga llegar a Chile hasta el 3 de septiembre”.

“Esta afirmación es absolutamente falsa porque Bolivia no tiene ninguna posibilidad de influir o de instruir a la Corte ni a la Secretaría General, ellos tienen sus propios procedimientos sobre cómo operan y comunican a los Estados”, argumentó.

Pary rechazó la acusación y dijo que por ello el Cónsul chileno en La Paz fue convocado para entregarle la nota de protesta.

A diferencia del canciller Ampuero, el diario de ese país La Tercera informó el miércoles que la legación chilena recogió los escritos de Bolivia el 31 de agosto y no el 3 de septiembre.