La coca ilegal del Chapare es destruida todos los días

Helicóptero de la fuerza antidrogas despega desde Villa Cristal para sobrevolar por los cultivos de coca.
Foto: Cambio

Roberta Medina Buezo / Cambio

Autoridades de Gobierno, de la UNODC y un grupo de periodistas sobrevolaron ayer por varias áreas del trópico cochabambino y evidenciaron que las labores de erradicación de coca ilegal se realizan con normalidad, en el marco de la Ley 906.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero; el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres; el comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, Marco Antonio Ibáñez; el representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) en Bolivia, Thierry Rostan, y periodistas de varios medios de comunicación sobrevolaron en cuatro helicópteros las zonas en las que fueron detectados cocales ilegales.

Al menos 50 efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) ingresaron a los cocales irregulares de Villa Cristal, parte de la Federación Carrasco, y arrancaron las plantaciones ante la atenta mirada de los comunarios, quienes expresaron su conformidad con la labor.
“Está bien que saquen esa coca porque nos hemos excedido. Vamos a tener más cuidado con los próximos cultivos”, dijo el productor Ignacio Calle.

Una vez que las plantaciones estaban en el suelo, fueron destruidas con machetes.

La siguiente constatación fue en la central 14 de Enero, Federación Chimoré del Sindicato Arani.

“El trabajo se realiza bajo coordinación y concertación, antes que entre la tropa (uniformados), por lo tanto coordinamos y luego se erradica”, señaló uno de los dirigentes.

Todos los cocaleros respetan la producción de un solo cato de coca.

De igual manera, los erradicadores ingresaron a los cultivos y los destruyeron hasta que únicamente quedaron mínimos rastros de los arbustos.

Operativos

La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) del trópico cuenta con 16 grupos y más de 1.200 efectivos que hacen controles diarios de coca ilegal.

“El despliegue se ejecuta con base en reconocimientos, patrullaje e información de la UNODC y su monitoreo; entonces, el objetivo es reducir el 17% de incremento y evitar nuevas plantaciones”, detalló Marko López, comandante de la FTC.

Una vez que los uniformados reciben la información sobre los sectores con coca ilegal, destruyen las plantaciones a mano o con machetes.

Los sobrevuelos por el trópico cochabambino son constantes y la destrucción se realiza ni bien se establece la zona que excedió los cultivos.

Conformidad

Las autoridades de Gobierno y de la UNODC expresaron su satisfacción con las labores de erradicación, pero sobre todo con el apoyo que brindan los productores, ya que cumplen con los compromisos de no permitir el incremento de cultivos.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo tener confianza en que también en Yungas se concerte la erradicación de la coca ilegal.