Presidente pone en marcha estrategia posfallo de la CIJ

El presidente Evo Morales en el Gran Salón de Justicia, en La Haya.
Foto: Cambio

Juan F. Cori Charca / Cambio

Los primeros “movimientos de fichas” de la estrategia nacional rumbo a la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima fueron puestos en marcha por el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Se trata del cambio de timón al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores (Diego Pary en lugar de Fernando Huanacuni), efectuado el 4 de septiembre, y la designación del expresidente de la Cámara de Senadores José Alberto ‘Gringo’ Gonzales Samaniego como nuevo representante del país en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Los cambios que estamos haciendo acá son justamente con miras pos La Haya. Quiero aprovechar esta oportunidad, hoy mandé al Senado, el hermano ‘Gringo’ Gonzales se irá de embajador a la OEA. Tengo la obligación de mover fichas para estar preparado y puedo comentar mucho más todavía, pero tampoco algunos (movimientos) va a ser para los medios de comunicación por razones de seguridad del Estado”, indicó Morales en conferencia de prensa.

Gonzales fue periodista, secretario privado del presidente Morales, cónsul en Buenos Aires y embajador en Brasil.

Entre el 22 de enero de 2015 y el 14 de agosto de 2018, se desempeñó como presidente de la Cámara de Senadores. Renunció por razones familiares.

Por su condición de presidente de la Cámara Alta, acudió en dos ocasiones a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), primero para las audiencias por la fracasada excepción preliminar chilena, en mayo de 2015, y después en marzo de este año en el proceso de fondo sobre la demanda marítima.

Además de ello, Gonzales integró la delegación, liderada por el excanciller David Choquehuanca, que entre el 17 y el 19 de julio de 2016 constató los abusos a los transportistas nacionales en territorio chileno y los servicios a los exportadores en los puertos de Arica y Antofagasta.

Durante la visita a Arica, el 18 de julio de 2016, Gonzales tuvo un cruce de palabras con el gerente de la Terminal Puerto Arica (TPA), Diego Bulnes.

“¿El 80% de su salario sabe usted quién se lo paga? Bolivianos, bolivianos pagan el 80% de su sueldo, entonces usted nos va a tratar con respeto. ¿De acuerdo?”, le dijo Gonzales a Bulnes.

De acuerdo con el procedimiento, la Cámara de Senadores convocará a Gonzales con el objetivo de que presente su plan para la representación boliviana en la OEA y después de ello se aprobará la designación.

Mientras ello avanza, el país está a la espera de que la CIJ emita su sentencia sobre la obligación de Chile para negociar con Bolivia, de buena fe y en plazo razonable, un acuerdo que permita la recuperación de su acceso soberano al mar.

Morales señaló ayer: “No va a pasar de este año (la lectura) del fallo” y dijo que no tiene previsto viajar a La Haya para escuchar la sentencia. “Eso (el viaje) no está en debate todavía, sí está en debate permanente organización prepararnos posfallo de La Haya, ésa es nuestra responsabilidad”, afirmó.