‘Opositores ya no apoyaron la marcha cocalera de ayer’

La protesta bloqueó dos calles de la urbe paceña.
Foto: Cambio

R.M.B. / Cambio

Freddy Velásquez, secretario ejecutivo nacional de la Confederación Única Nacional de Productores al Detalle de Coca (Conalprodc), afirmó que la marcha de cocaleros de La Asunta se está quedando sola porque los sectores que “la apoyaban” en La Paz sólo tenían intereses políticos.

“Cuando empezaron con su protesta esa medida tenía todavía algo de legitimidad, pero a medida que los días avanzaron se ha ido politizando, y de eso se ha dado cuenta la población paceña y algunos sectores que ya comprenden que no se puede defender lo ilegal como es la coca excedentaria”, señaló.

El dirigente cuestionó la actitud de algunos opositores o autonombrados representantes de plataformas ciudadanas como el abogado Eduardo León, el postulante a la Fiscalía General del Estado Gualberto Cusi, la feminista María Galindo, el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, o el excandidato adenista y analista político Iván Arias, quienes el lunes dieron la bienvenida a los marchistas y aseguraron a distintos medios de comunicación que su demanda, de legalizar la coca excedentaria de La Asunta, era correcta y por ello se sumaron a la protesta.

Según Velásquez, la marcha cocalera que comenzó la semana pasada en La Asunta con al menos 100 personas, fue respaldada el lunes por diversas entidades y opositores que aprovecharon la oportunidad para desprestigiar al Gobierno del presidente Evo Morales, a pesar de que su pedido no puede ser atendido.

“Han utilizado el lunes a los hermanos cocaleros sólo por intereses políticos, pero ayer ya no estaba ninguno de ellos. Quedó en el olvido ese apoyo que más fue por ganar protagonismo. Esos productores se están quedando solos y no se dan cuenta que fueron usados como última arma para desprestigiar al Jefe de Estado, incluso haciendo pasear a dos muertos. Los opositores intentaron que ese movimiento tenga frutos, pero al ver que no lo tendrá, lo están abandonando”, expresó.

Demanda

 El lunes por la mañana llegaron a la sede de gobierno aproximadamente 200 cocaleros de La Asunta, la mayoría mujeres y niños, a quienes se sumaron los varones que estaban en Adepcoca.

Mientras la marcha recorría las calles paceñas fue apoyada por varios opositores, asegurando pleno respaldo a una demanda que consideraban justa, como la legalización de cultivos ilegales de coca y el aumento de la producción en 3.000 hectáreas más sólo en La Asunta, municipio de Sud Yungas, que, según el Gobierno, ya produce la mitad de toda la coca yungueña.

En un cabildo, los dirigentes pidieron la inmediata liberación de Franklin Gutiérrez, la abrogación de la Ley de la Coca (903) y el retiro de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) o de lo contrario “La Paz convulsionaría”.

Ayer, nuevamente se realizó una marcha de protesta, conformada por no más de 1.000 cocaleros, según Adelaida Mamani, representante de los productores de coca de Irupana, quien dijo que la cifra era muy inferior a los 35 mil productores yungueños que “se supone debían llegar”.

“No estuvieron los politiqueros que el lunes prometieron un apoyo incondicional y un rechazo al Gobierno”, dijo.

Anuncian movilización para liberación de dirigente

Aproximadamente 100 cocaleros de La Asunta pasaron la mañana en el jardín posterior del Monoblock Central de la UMSA y al mediodía protagonizaron un cabildo en el que reiteraron su pedido de liberación de Franklin Gutiérrez.

“Para mañana (por hoy) habrá una movilización a nivel nacional, pero no daremos a conocer las estrategias si es que no se cumple con la liberación de Gutiérrez y sale de La Asunta la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), por ello pedimos todo el apoyo de los Yungas”, dijo el dirigente Tito Flores.

El rector de la UMSA, Waldo Albarracín, aseguró, a nombre de la casa de estudios superiores que ya hay cinco muertos en los Yungas y que los universitarios no observarán con indiferencia “cómo son agredidos los cocaleros por parte del Gobierno”.

Comprometió su apoyo personal para que sus demandas sean escuchadas y les indicó que de La Paz no se irán con las manos vacías porque “la lucha debe ser conjunta”.