Acusan a Gutiérrez de hacer campaña política con dinero de los productores

La comercialización de la hoja en las oficinas de Adepcoca se desarrolló ayer con normalidad.
Foto: Jorge Mamani

Roberto Medina Buezo / Cambio

Dirigentes, autoridades y productores de coca de diversos sectores de los Yungas aseguraron que el secretario ejecutivo de Adepcoca, Franklin Gutiérrez, utiliza el dinero que aportan los socios para su campaña política y que para lograr sus objetivos dividió a la dirigencia yungueña.

“Franklin Gutiérrez causó problemas desde que ingresó a la (dirigencia) departamental porque ha trabajado para fraccionar, ha agitado y ahora otra vez está fraccionando a los ejecutivos. Incita a la gente con apoyo de los partidos neoliberales, les miente y saca a los pobladores más humildes, que no entienden bien estas cosas, para sus marchas, sin saber a qué están viniendo a La Paz”, señaló Adelaida Mamani, representante de los productores de coca de Irupana.

Agregó que Gutiérrez ya se proclamó candidato presidencial sin importarle la situación de los cocaleros.

“Un político no puede estar en la departamental con el dinero de los productores, no puede hacerse campaña; está en su derecho, pero que lo haga con su dinero. Por ello nos sentimos traicionados, ya que agita y amedrenta a la gente, hace pelear a los concejales y luego exige que se vayan”, sostuvo.

Al respecto, la secretaria de Justicia de la Confederación Nacional Bartolina Sisa, Isabel Ramírez, señaló que Gutiérrez, quien está detenido preventivamente en la cárcel de San Pedro por los ataques a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) que causaron la muerte del capitán Daynor Sandóval, mientras se erradicaba coca ilegal en La Asunta, dejó de atender las necesidades del sector por sus intereses políticos y económicos.

“Sólo en la comunidad San Antonio tienen mayoría de hectáreas de coca y se resisten a la erradicación porque son microempresarios. La Asunta siempre ha dado la cara apoyando al presidente Evo Morales, porque cuando estábamos sometidos internacionalmente, él ha defendido la coca, pero ahora hay intereses políticos como en la comunidad de Puerto Unido; Franklin Gutiérrez es el que engaña”, aseguró.

Recordó que el líder de la opositora Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, es un infiltrado en los Yungas porque desde hace meses engaña a los “compañeros humildes” y habla mal del Presidente. “Esa persona no tiene ni idea de lo que es sembrar y cosechar coca, pero ha estado varias veces ahí”, aseveró.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Federación Especial Única de Trabajadores Campesinos de Choquechaca (La Asunta), Herlan Arce, manifestó que el conflicto por la erradicación de coca ilegal en esa zona lo causó la dirigencia de Adepcoca (Asociación Departamental de Productores de Coca) encabezada por Franklin  Gutiérrez y su directorio, no así toda la institución.

“Cuando culminó su gestión para su ratificación amedrentó a los productores y dijo que si no le apoyaban, les quitaría el carnet de productor o no los recarnetizaría; hubo cortes de talonarios, sanciones económicas por no asistir a las movilizaciones; si no acataban lo dispuesto en las comunidades, les daba plazo de 60 días para irse de las parcelas; los productores fueron agredidos física y sicológicamente en varias trancas; hubo muchas agresiones instruidas por los dirigentes de Adepcoca departamental. A los que están de acuerdo con la Ley de la Coca (906) los calificó de políticos afines al Gobierno, cosecharon coca ajena por su cuenta y quitaron la producción”, detalló.

No apoyarán la marcha 

Según Herlan Arce, la resolución de las 18 centrales de  Choquechaca estableció que “de ninguna manera se acatará la convocatoria o instrucción del directorio de Adepcoca departamental porque no es legal”.

“Todas las comunidades y centrales que ingresaron en la racionalización lo hicieron con diálogo. No se permitirá que haya en nuestro territorio grupos que realizan actos ilícitos ni grupos irregulares, no se protegerá a los grandes productores de coca”, aseveró.

Juan Carlos Huanca, exdirigente de la provincia Sud Yungas, aclaró que sólo en la comunidad San Antonio hay rechazo a la erradicación, y que los demás comunarios apoyan la Ley de la Coca (903).

“Como ancestrales, soñamos con una ley que defienda a la coca de por vida, pero ahora Adepcoca confunde y desinforma a los hermanos de los Yungas diciendo que toda la coca será erradicada, pero es mentira porque sólo es la coca ilegal”.

Montaño: La mayoría de municipios no se ha sumado

La presidenta de la Cámara Baja, Gabriela Montaño, indicó que la gran mayoría de los municipios de los Yungas no se han plegado a la movilización de Adepcoca porque están de acuerdo con la Ley 906 y no con la coca excedentaria.

“Son algunas de las comunidades de La Asunta, porque el resto firmó un convenio con el Gobierno y se cumple de manera normal y regular. Lamento que alguna gente pretenda usar a las bases y a los conflictos para beneficiarse en términos político partidarios, sobre todo gente que se supone tiene experiencia previa en la defensa de los derechos humanos”.

Lamentó la utilización de “compañeros de base” por gente que tiene intereses políticos y particulares, y que pretende en cualquier escenario de conflicto tratar de utilizarlos de manera partidaria y particular para generar escenarios de conflictos mayores.

Respecto al ‘apoyo’ que brindó el rector de  la UMSA, Waldo Albarracín, a la marcha cocalera en busca de protagonismo mediático, aseguró que tiene todo el derecho de crear un partido o agrupación ciudadana, pero que no use a la casa de estudios superiores como partido particular.

Cocaleros del trópico se declararon en emergencia

El ejecutivo de la Federación de Chimoré,  Leonardo Loza, informó que el trópico cochabambino está en estado de emergencia para contrarrestar los ataques políticos contra el Gobierno de parte de dirigentes de Adepcoca y otros infiltrados de la derecha.

“Hemos respaldado al Presidente y a los cocaleros de los Yungas, pero rechazamos a los politiqueros que usan a los productores y que sólo quieren dañar al pueblo boliviano, la imagen de los cocaleros y del Presidente”, dijo.

Indicó que las supuestas plataformas ciudadanas únicamente quieren desestabilizar al país mediante un conflicto regional, manejando a algunos dirigentes de La Paz.

“Se trata de políticos fracasados que manejan y financian a dirigentes. Las marchas son políticas y no representan a los productores, sino a dirigentes perdidos en la política. No son quiénes para pedir la renuncia del Presidente”, indicó.