El IV torneo nacional del café busca reunir a 2.500 productores

Un productor realiza el secado del café para su coercialización.
Archivo Cambio

En el IV Torneo Nacional Taza de Calidad Café Presidencial Evo Morales 2018 se busca reunir a 2.500 productores de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Pando, y superar los $us 130 mil en ventas.

La actividad es organizada por la Asociación Nacional de Productores de Café (Anproca), la Federación de Caficultores Exportadores de Bolivia (Fecafeb) y el Fondo Nacional de Desarrollo Integral (Fonadin) con el apoyo de los ministerios de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) y de Relaciones Exteriores.

El torneo, que se desarrollará en cinco etapas, comenzó el 12 de julio con la entrega de muestras en todas las regiones productoras. Esta fase concluirá el 28 de septiembre y se prevé recoger 120 ejemplares.

La segunda etapa consiste en la preselección, que será del 6 al 9 de octubre en el municipio de Caranavi, La Paz. El jurado nacional se reunirá del 13 al 16 de noviembre en la capital paceña y el jurado internacional, ya en la cuarta etapa, sesionará del 20 al 23 de igual mes en Villa Tunari, en el trópico del departamento de Cochabamba.

“En estas dos etapas se contará con catadores nacionales e internacionales (Japón, Corea del Sur, Alemania, Francia, Estados Unidos y Finlandia) que seleccionarán el café basado en su dulzura, acidez, pureza, fragancia, sabor y calidad”, dijo Erlan Oropeza, director del Fonadin.

Finalmente, el ejecutivo explicó que la subasta electrónica se efectuará en diciembre en el Ministerio de Relaciones Exteriores con 20 muestras elegidas y se espera superar los $us 130 mil en ventas.

APOYO A LAS EXPORTACIONES

La expectativa del Estado Plurinacional de Bolivia es que el torneo impulse las exportaciones de café orgánico de 20 mil sacos registrados en 2017 a 30 mil este año. Además, la relevancia de la actividad radica en favorecer el valor del grano nacional en mercados internacionales. En 2016 se lograron ventas por $us 80 mil y en 2017 alcanzaron a $us 100 mil.

“Desde 2015 —cuando inició el torneo— el valor del café está en constante ascenso; en la subasta de 2015, la libra costó $us 7,7; en 2016 se vendió a $us 8,8; en 2017 se batieron los récords históricos, pues la libra se cotizó en $us 52. Este año la meta es superar este valor”, aseveró Oropeza.

Recordó que la idea de organizar el torneo fue por la caída de la producción cafetalera en los años 2010-2014 debido a factores climáticos y plagas que dañaron los cultivos y redujeron su valor. “Había una fuerte desmotivación de los productores y por eso consolidamos el Programa Nacional de Café, que desde 2015 trabaja en mejorar los volúmenes de producción y exportación en alianza con el Iniaf (Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal) para la mejora y dotación de semillas”, remarcó.