Reservas de gas garantizan ingresos económicos al país

Parte de la producción de urea boliviana.
Jorge Mamani

El futuro del país, la educación, la salud, el trabajo y el bienestar de las nuevas generaciones de bolivianos están garantizados con los ingresos económicos que representan las reservas de gas natural certificadas por la empresa canadiense Sproule International Limited, que alcanzan a $us 90 mil millones al precio actual.

Estos resultados del estudio de reservas fueron presentados el anterior viernes por el vicepresidente Álvaro García Linera durante la clausura del Primer Foro Internacional del Gas, Petroquímica y Combustibles Verdes Bolivia 2018, que se realizó en predios de la Expocruz, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, desde el martes 28 de agosto.

La autoridad se refirió a las reservas probadas más las probables, que alcanzan a 12 TCF (trillones de pies cúbicos) de gas natural, volúmenes que según la recomendación de las empresas más importantes del mundo en el área de los hidrocarburos —explicó en su momento el ministro del área, Luis Sánchez— son el referente para hacer nuevas inversiones y captar otros mercados de exportación.

Siguiendo la explicación del Vicepresidente del Estado Plurinacional, dichas reservas no sólo garantizan la estabilidad económica del país hasta 2035, sino el abastecimiento del consumo interno y las exportaciones a los principales mercados, que son Brasil y Argentina, además de otros potenciales clientes.

Estos remanentes de gas también permiten a Bolivia continuar con el desarrollo de proyectos de industrialización (como las plantas petroquímicas de propileno-polipropileno y de etileno-polietileno, en el departamento de Tarija, o la siderurgia en el yacimiento de hierro del Mutún, en Santa Cruz, entre otros). También garantizan seguir con la política del cambio de la matriz energética en domicilios y el parque vehicular.

Reservas de gas garantizan ingresos económicos al país

El futuro del país, la educación, la salud, el trabajo y el bienestar de las nuevas generaciones de bolivianos están garantizados con los ingresos económicos que representan las reservas de gas natural certificadas por la empresa canadiense Sproule International Limited, que alcanzan a $us 90 mil millones al precio actual.

Estos resultados del estudio de reservas fueron presentados el anterior viernes por el vicepresidente Álvaro García Linera durante la clausura del Primer Foro Internacional del Gas, Petroquímica y Combustibles Verdes Bolivia 2018, que se realizó en predios de la Expocruz, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, desde el martes 28 de agosto.

La autoridad se refirió a las reservas probadas más las probables, que alcanzan a 12 TCF (trillones de pies cúbicos) de gas natural, volúmenes que según la recomendación de las empresas más importantes del mundo en el área de los hidrocarburos —explicó en su momento el ministro del área, Luis Sánchez— son el referente para hacer nuevas inversiones y captar otros mercados de exportación.

Siguiendo la explicación del Vicepresidente del Estado Plurinacional, dichas reservas no sólo garantizan la estabilidad económica del país hasta 2035, sino el abastecimiento del consumo interno y las exportaciones a los principales mercados, que son Brasil y Argentina, además de otros potenciales clientes.

Estos remanentes de gas también permiten a Bolivia continuar con el desarrollo de proyectos de industrialización (como las plantas petroquímicas de propileno-polipropileno y de etileno-polietileno, en el departamento de Tarija, o la siderurgia en el yacimiento de hierro del Mutún, en Santa Cruz, entre otros). También garantizan seguir con la política del cambio de la matriz energética en domicilios y el parque vehicular.