Enrique Peña Nieto admite deuda en seguridad

Telesur / México

El presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, resaltó en su sexto y último informe de gobierno los altos y bajos de su gestión. En seguridad reconoció un grave retroceso con un récord histórico en índices de violencia.

“Estoy consciente de que no logramos el objetivo de alcanzar la paz en todos los rincones del territorio”, dijo el mandatario.

Peña Nieto explicó que la estrategia gubernamental contra los cárteles de la droga logró reducir la capacidad de esas organizaciones, pero esto también provocó la fragmentación de los grupos criminales en otros más pequeños. Como consecuencia, en el país aumentaron los índices de violencia.

Durante la gestión de Peña Nieto, los homicidios superaron los niveles del sexenio.