Se debe poner un tope al financiamiento para las campañas electorales

Foto: Jorge Mamani
Daniel Zovatto, experto en democratización, elecciones y gobernabilidad.

 

Cambio

Entrevista: Daniel Zovatto (Director Regional para América Latina y el Caribe de IDEA Internacional)

El financiamiento a las organizaciones políticas fue abordado por el director regional para América Latina y el Caribe de IDEA Internacional, Daniel Zovatto, en el seminario internacional ‘Ley de Organizaciones Políticas: Hacia una democracia intercultural y paritaria’, que organizó el martes el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Zovatto habló de las experiencias de México, Brasil y Panamá, donde sus leyes establecen un tope máximo de lo que se puede gastar en cada campaña electoral.

Por ejemplo, no se podrían gastar más de 5 millones de dólares, y si se excede ese monto “podría ser una causal de nulidad”.

En esa cantidad se debe incluir el gasto en las redes sociales y en los medios tradicionales, y las fuerzas políticas deben informar la cantidad que gastaron, y el organismo verificar dicha información. Sobre todos esos aspectos, Democracia Directa habló con el politólogo y jurista argentino.

¿Cuál la conveniencia de establecer un tope para el financiamiento de la campaña política?
La importancia de establecer un tope de gasto máximo para cada campaña implica que en función de ese tope después se tiene que definir cuánto queremos poner y autorizar de financiamiento privado y público, y a partir de ello definir que si alguien gasta por encima de ese tope estaría en principio teniendo más ventaja respecto a los otros que cumplen ese tope, por lo tanto cuáles serían las sanciones que habría que aplicarle a aquellos que violaron los topes máximos de gastos de campaña. Te lo voy a explicar en términos de deporte para entender rápidamente, un auto que corre con cierta cilindrada y otra con mayor, se establece que nadie puede correr con más de 3.000 centímetros cúbicos (cm3), pero dos corren con 4.500 cm3, con más ventajas de ganar a los que cumplen, en ese caso si ganan y se descubre que corrieron con más cilindrada se le quita el título y pierde la carrera. Por lo que se generan condiciones de equidad de la competencia electoral y se pondrán ciertos topes para que haya mayor equidad en la competencia.

¿La ley en discusión en Bolivia plantea otra modalidad?
Eso es que dentro del gasto no puede haber 50% vía financiamiento privado, que es diferente del tope, se puede decir que no se pueden gastar más de 5 millones de dólares para la campaña presidencial, y de ese monto, 50% tiene que ser privado y 50% público, o como en México, que el costo son 5 millones, pero el 90% tiene que ser público y sólo el 10% privado, por lo que hay diferentes modalidades.

¿Cuál tipo de financiamiento predomina En la región?
Hay varias modalidades, pero lo que prevalece en la región es que el financiamiento público no es únicamente indirecto, como lo regula el proyecto de Ley de Organizaciones Políticas, que aquí (en Bolivia) es únicamente para propaganda y capacitación, sino que hay un financiamiento público indirecto similar a éste, pero público directo es lo que se le da a un partido, una cierta cantidad de dinero en función de los votos que obtuvo en la última elección.

¿Cuáles deben ser los mecanismos de control?
Son complicados, pero todo lo que realmente funciona bien tiene que tener un grado de complejidad, porque si en la ley no pones para el financiamiento un buen sistema de presentación de informes, de rendición de cuentas, de fiscalización y control, y un buen régimen de sanciones en caso de que se violen esas disposiciones en materia de financiamiento haya diferentes tipos de sanciones, incluida la posibilidad en violaciones graves, de que se pierda el escaño que se ha logrado, entonces el incentivo está en voy a correr en un auto de 4.500 cm3, mejoro mis ventajas, potencio mis posibilidades de ganar y si gano, en última instancia, pago una multa y no me quitan el título.

Sin embargo, como usted decía, ¿se tienen que establecer niveles de coordinación para un más efectivo control?
Por eso recomendaba que la información no sólo debe ser electoral, hay que diseñar un sistema en el cual diferentes organismos, Superintendencia de Bancos, Ministerio de Hacienda, instituciones que controlan el lavado de dinero, le suministren información al Tribunal Electoral para que cruzando todos los datos tenga una mejor claridad respecto a quién ha cumplido con las normas de financiamiento y quiénes están incumpliendo, incluso detectar la posibilidad de que pueda haber cierta penetración de dinero del narcotráfico y del crimen organizado.

Antes, en Bolivia, se daban recursos en efectivo a los partidos…
Ahora es de manera indirecta, se entregan espacios de propaganda en los medios y capacitación, por eso decía que la ley debe incluir cómo se regula a los medios tradicionales: televisión, radio y prensa, y a las redes sociales, que tienen un papel cada vez más creciente.