Caso Espinal: general Niño de Guzmán se declaró demente

Luis Espinal Camps
Archivo

Gabriela Ramos / Cambio
El abogado del coronel Roberto Meleán, Frank Campero, denunció que la defensa del general Jaime Niño de Guzmán presentó un certificado médico que aduce sufre de demencia y no podría enfrentar la demanda judicial que se le inició por el asesinato del sacerdote jesuita, Luis Espinal Camps.
Indicó que el documento señala que Niño de Guzmán presenta un cuadro de deterioro congénito afectando a la memoria, sin capacidad de comprensión, sin capacidad de planificación y sin capacidad de juicio.
Meleán que cumple condena por crímenes durante la dictadura militar de Luis García Meza es quién acusó a Niño de Guzmán de ser el autor intelectual de la muerte de Espinal.
El jurista señaló que se solicitará a la Fiscalía que el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) realice la valoración correspondiente de la salud mental y física de Niño de Guzmán, para impedir que se quiera evadir a la justicia.
Pese a que el fiscal de homicidios, Genaro Quenta, dispuso que se tome declaraciones a Niño de Guzmán en Santa Cruz, su ciudad de residencia, se acogió al derecho del silencio.
De acuerdo con la versión del coronel Meleán, preso por delitos durante la dictadura de García Meza, Espinal fue torturado y asesinado por orden de Niño de Guzmán, pues el sacerdote tenía información sobre la compra irregular de dos aviones Hércules.