La FTC erradicó más del 80% de cultivos ilegales en La Asunta

Infografia: Nelson Murillo

Fernando del Carpio Z. / Cambio
La Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) continúa con el trabajo de erradicación en La Asunta; de las 1.500 hectáreas (ha) de cultivos irregulares, se avanzó en más del 80% (1.263 ha) en forma consensuada con las comunidades, se informó ayer oficialmente.

“Sólo faltan cuatro comunidades en el sector norte de La Asunta, uno de ellos es San Antonio, la zona de conflicto que ha resistido con grupos armados a la FTC”, dijo el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, a la Red Patria Nueva.
Las tres comunidades restantes son Villa Porvenir, Mejillones y San Fernando, que han llegado a preacuerdos. El Viceministro refirió que la cantidad que falta por erradicar es de 80 ha, que pertenecen a San Antonio, considerada zona roja por sus posibles vínculos con el narcotráfico y las pozas de maceración encontradas.
Quiroga manifestó además que las tareas de erradicación no sólo se cumplen en esa región de los Yungas de La Paz, sino también en el trópico de Cochabamba, donde se elimina un promedio de 50 ha, para lo cual se instalaron 16 campamentos de la FTC.
“De las 8.000 hectáreas previstas en el Chapare, se erradicaron 4.276 ha”, aseveró.  
Triplican socios 
“El problema es con San Antonio, en 2008 tenía 46 comunarios y ahora tiene 150. Tratan de triplicar el número de socios y legalizar cultivos excedentarios que están en la zona roja”, explicó el viernes el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, entrevistado por el canal de televisión RTP.
La autoridad recurrió a mapas, datos y videos para exponer en detalle lo que sucede en esa región de La Asunta.
Cocarico afirmó que el problema no es en La Asunta, sino en esa comunidad, porque tanto en Siguani Grande como en Siguani Chico se llegó a acuerdos y se racionaliza, lo mismo sucede en el Porvenir.
La Asociación Departamental de Productores de Hoja de Coca (Adepcoca) —explicó el Ministro— tiene autoridad para regular y afiliar a quienes están dentro de la zona legal y no a quienes están fuera. Sin embargo, se creó Villa Nuevo Potosí y los afilió; esa comunidad hace cinco años no existía.  
Zonas de cultivo
Desde 2008, tal como determina la Ley General de la Coca, están establecidas las comunidades de cultivo y las zonas que no deben cultivar. De esa manera, una línea negra en el mapa establece la zona tradicional; la línea punteada es la que está bajo registro de catastro y la roja es “donde no se tiene que cultivar nada de coca”. 
Cocarico manifestó que en La Asunta, antes de 2008, algunos tenían entre 2 y 3 ha, uno o medio cato, y era difícil hacer disminuir más, por lo que se estableció como máximo una hectárea.
El Ministro reconoció que en regiones como Coroico y Coripata se pudo controlar la producción, pero en lugares aledaños a La Asunta ha proliferado. Se salieron y formaron cocales nuevos, cerca de 2.000 ha de producción extra, fuera de lo legalizado”.
Pedidos irracionales
El ministro Cocarico, consultado sobre cuál es la solución del problema, respondió que la Central Puerto Rico (comunidad San Antonio) plantea la abrogación de la Ley 906 del Régimen General de la Coca,  que cada uno de los socios (con base a las listas de 2012) tenga 1 ha y que sean ellos quienes manejen los recursos de la cooperación internacional (Unión Europea).
Aceptar —según el Ministro— significaría que de 46 se reconozca a 150 socios, y en total 150 ha “sólo en San Antonio”; en La Asunta, de los 6.000 reconocidos se “tendrían 12 mil e igual cantidad de hectáreas”.
Esa propuesta es inaceptable e irracional y, en ese marco, no se pueden permitir más cultivos ni nuevos productores, como exigen sus dirigentes, manifestó Cocarico.
Según el último informe de monitoreo de cultivos de coca de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), divulgado el 22 de agosto, más del 40% de plantaciones de la hoja están en el municipio de La Asunta. 

“Fueron recibidos con disparos de armas de fuego”

El ministro César Cocarico también mostró el video en el que se ve la incursión de la patrulla de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) a La Asunta y se evidencia que son recibidos por una nutrida balacera.
“No fue un disparo, o petardos”, dijo la autoridad gubernamental e indicó que, como reflejan las imágenes y el audio, los efectivos tuvieron que guarecerse para evitar ser heridos, porque los disparos en determinados momentos se intensifican.
Además disparaban desde un cerro, y precisamente los disparos ocasionaron la muerte del teniente de la Policía Daynor Sandóval Ortiz, y otros siete uniformados resultaron heridos. Los hechos ocurrieron el viernes 25 de agosto. 
Cocarico también rechazó las versiones provenientes de algunos dirigentes de Adepcoca de que la FTC entró a allanar algunas viviendas.
También indicó que mienten cuando afirman que se quiere intervenir el mercado de Adepcoca. “No tenemos por qué entrar, respetamos los acuerdos de 2008, que establecen la cantidad de cultivos coca en márgenes de racionalidad”, expresó.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en torno al deceso del oficial de Policía, dijo que “presumiblemente grupos de narcotraficantes extranjeros están utilizando armas de fuego de grueso calibre, armas de guerra”.
Romero calificó la situación de muy grave, porque la Policía “fue a cumplir su tarea de mantención del orden y los compromisos que ha asumido Bolivia de continuar con las tareas de erradicación de hoja de coca ilegal en la zona, pero estos grupos han actuado de esta manera cobarde, criminal, asesina”.  
El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, señaló que la mayoría de los productores de coca de los Yungas están de acuerdo con respetar los cultivos en el cinturón tradicional, por lo que las tareas de erradicación en la zona ilegal se llevaron adelante en forma pacífica.
Lamentablemente —manifestó— dirigentes como Franklin Gutiérrez, presidente de Adepcoca, actualmente encarcelado, se resisten a las tareas de interdicción y lo hacen recurriendo a armas de fuegos y probablemente con la participación de narcos extranjeros.

Feutca rechaza movilizaciones

La Federación Especial Única de Trabajadores Campesinos Choquechaca La Asunta San Miguel de Huachi (Feutca) rechazó ayer la convocatoria de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) para realizar movilizaciones en respaldo a Franklin Gutiérrez, aprehendido en la ciudad de La Paz.
La Federación de La Asunta,   sus centrales, comunidades y productores de coca al detalle afirman que no participarán en ninguna movilización convocada por Adepcoca y el supuesto directorio del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay).
Además piden al Defensor del Pueblo, Derechos Humanos y otras entidades que verifiquen in situ los cultivos y el lugar de los conflictos que no afectan a toda La Asunta.