Salud del sector hidrocarburífero es la salud de una buena parte de la economía de Bolivia

El vicepresidente Álvaro García Linera en la clausura del Foro.
Vicepresidencia del Estado

Cambio Digital

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, afirmó, en la clausura del I Foro internacional del gas, petroquímica y combustibles verdes Bolivia 2018, que la salud del sector de hidrocarburos es la salud de una buena parte de la economía nacional.

“La salud del sector hidrocarburífero es también la salud de una buena parte de la economía nacional, pero además, estos encuentros son, a tiempo de evaluar los pasos que como país vinimos realizando exitosamente en el sector, fueron y son un laboratorio de discusión de lo que Bolivia hace y va a hacer en el futuro en el área hidrocarburífera”, aseveró la autoridad nacional en el evento realizado en el centro de convenciones de la Fexpocruz.

El mandatario de Estado destacó el anuncio, realizado hace poco, de la cantidad de reservas certificadas, probadas y probables, con las que cuenta el país, las que le proporcionan seguridad y garantizan el poder seguir con el trabajo de alcanzar el bienestar de toda la población nacional, señala un boletín de prensa de la Vicepresidencia.

“Las reservas certificadas de gas y de petróleo que llegan a 10,7 trillones de pies cúbicos, las probadas, y a 12,5 las probables; esto significa que tenemos garantizado, hasta el año 2035, la ampliación del consumo interno, más familias con gas domiciliario, la industrialización, la generación de electricidad para exportar y la exportación de gas a nuestros mercados, Argentina y Brasil. También significa que hemos cumplido la tarea de reponer e incluso aumentar lo usado, garantizando el futuro de al menos la siguiente década y media, desde 2006 hemos descubierto siete nuevos campos y seis nuevos reservorios de antiguos campos”, complementó.

También, la autoridad nacional señaló que estas reservas probadas y probables significan 90.000 millones de dólares, como ingreso para el Estado boliviano, durante la siguiente década, “esto es que el futuro, la educación, la salud, el trabajo y el bienestar de esta generación y de los bolivianos está garantizada”.

Sin embargo, García Linera afirmó que esto no es suficiente y que el gobierno pretende incrementar otros 12 trillones de pies cúbicos, hasta 2025, de hacerlo se podría pasar a un ingreso promedio de cada boliviano de hasta ocho mil dólares.

“Una buena noticia es que la economía boliviana por quinto año consecutivo será la economía más estable y de mayor crecimiento del continente por lo que los socios del Estado, nacionales y extranjeros, saben que están en el país con mejor clima de emprendimientos a corto, mediano y largo plazo”, aseveró.

El vicepresidente anunció el lanzamiento del proyecto de etanol que permitirá disminuir la importación de carburantes, además, “articula las capacidades públicas y privadas en un emprendimiento que va a revolucionar la producción agrícola de pequeños productores cañeros” para cubrir la demanda de consumo de azúcar y generar alcohol como aditivo a los combustibles.

El mandatario de Estado recordó que este tipo de encuentros inicialmente vieron con recelo las medidas asumidas por el gobierno, en torno a la recuperación del control nacional de los hidrocarburos como la modificación de la renta del gas a favor del pueblo boliviano, la recuperación de la propiedad estatal, de la cadena hidrocarburífera y la regulación de los precios en territorio nacional y de exportación, y la renegociación de los nuevos contratos de operación con la totalidad de las empresas petroleras que estaban en el país, lo que llevó a contar con estabilidad social, política y económica.

Además, el vicepresidente destacó que este foro haya planteado nuevos retos al país en este sector: preparar las condiciones técnicas para el biodiesel, la exportación de electricidad a países vecinos en base a la generación de termoeléctricas y la puesta en marcha de la planta de exportación de LNG por vía marítima.

“Estamos dispuestos a hacer las inversiones necesarias y a encontrar los socios estratégicos influyentes para esas nuevas tareas y así como ya estamos incursionando en la economía de la industrialización del gas, del litio, del espacio digital, de las energías alternativas, también vamos a incursionar en la exportación de LNG, abriendo, a nuestra juventud un nuevo horizonte de oportunidades, de conocimientos y de bienestar”, añadió.

Por eso mismo, la autoridad nacional invitó a los presentes a colaborar en la construcción de este gran futuro de conocimiento y de tecnología, “de esta nuestra nueva Bolivia que hoy mira con optimismo y audacia el porvenir”.

También felicitó a YPFB y a la Cámara de Hidrocarburos por haber unido esfuerzos, públicos y privados, que es la forma en la que el Estado boliviano va a construir su bienestar en las siguientes décadas.