ONU pide evitar la práctica de desapariciones forzadas

Fotos de los desaparecidos en los tiempos de dictaduras y represiones en varios países.
Foto: Agenda Roja

Prensa Latina / Naciones Unidas

El secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró ayer que nadie debe ser sometido a desaparición forzada ni detenido en secreto, acciones utilizadas con frecuencia para diseminar terror en la sociedad.

“En este Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas trabajemos para evitar que estos crímenes ocurran en cualquier lugar, a cualquier persona”, escribió en su cuenta de Twitter @antonioguterres y compartió un enlace con información sobre estos casos.

“La sensación de inseguridad generada por estas prácticas no se limita a los parientes cercanos de los desaparecidos, sino que también afecta a sus comunidades y a la sociedad”, indica el texto compartido por el Secretario General de la ONU.

Todavía éste es un problema mundial y no está restringido a una región específica, señala.

“Una vez que en gran parte fue producto de dictaduras militares, las desapariciones forzadas pueden hoy en día ser perpetradas en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como un medio de represión política de los opositores”.

A la ONU le preocupan las manifestaciones de hostigamiento continuo de los defensores de los derechos humanos, los familiares de las víctimas, los testigos y los abogados que se ocupan de los casos de desaparición forzada.

También manifiesta alarma por la impunidad aún generalizada de la desaparición forzada y cómo algunos Estados obstaculizan estos procesos de rendición de cuentas.

Llama a prestar especial atención a grupos específicos de personas vulnerables, como niños y personas con discapacidades.

La ONU expresó por medio de una resolución, el 21 de diciembre de 2010, su profunda preocupación por el aumento de las desapariciones.