Mamut reutiliza el caucho para fabricar pisos de alta calidad

Foto: Mamut
Piso multiuso deportivo de poliuretano.

Maribel Condori Monrroy / Cambio

Mamut es una mediana empresa cochabambina dedicada a la fabricación y comercialización de pisos de goma en el mercado nacional e internacional. Para obtener este producto, la firma reutiliza toneladas de caucho que obtiene del reciclaje de miles de neumáticos.

Sus creadores son Ronald Gonzales (de 28) y los hermanos Manuel (de 36) y Antonio (de 35) Laredo, quienes unieron sus conocimientos e ideas hace cinco años, luego de obtener su licenciatura. 

Manuel y Ronald son ingenieros industriales y Antonio es abogado. Preocupados y comprometidos con el cuidado del medioambiente, consolidaron Mamut, que creció de pequeña a mediana empresa.  

“Actualmente, Bolivia tiene 30 millones de neumáticos dispersados en los botaderos de las calles, que  generan enfermedades como el dengue, la chikungunya y problemas medioambientales. Al ver ese problema construimos una solución con creatividad”, comentó a Cambio Antonio Laredo, quien es el representante legal y asesor financiero de la compañía Mamut.  

Para sacar esas llantas en desuso de las calles del país, Manuel, Antonio y Ronald postularon el proyecto a varios concursos, y como producto de su esfuerzo,  creatividad e innovación ganaron tres premios nacionales y tres internacionales.

En 2013 obtuvieron el primer lugar del concurso Innova Bolivia, otorgado por la Fundación Maya. Como premio recibieron $us 4.000, con lo que crearon un modelo de negocio que les permitió obtener del Banco Bisa el primer crédito emprendedor de $us 50.000.   

En 2014 ganaron el Sello de Plata, en la categoría Innovación Productiva, del Premio Nacional a la Excelencia para el Vivir Bien, otorgado por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

En abril de 2016, la Fundación Maya y la organización Innovadores de América premiaron el trabajo de Mamut como Pyme de Mayor Impacto Sostenible y Ecológico, mediante el concurso Innova Bolivia.

En junio de 2016, la firma ganó el concurso TIC Américas, promovido por la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA); en 2017, los premios Latinoamérica Verde y este año obtuvo el primer puesto en la categoría impacto ambiental de los premios Schmidheiny de la fundación Viva Idea.

Mediante este último galardón internacional, la empresa recibió el 21 de agosto en San José, Costa Rica, la suma de $us 15.000 dólares, además de becas para su personal en la Universidad Incae. 

“Bolivia es una tierra de las oportunidades. Con creatividad y conocimiento, los jóvenes bolivianos podemos competir, resolver problemas con proyectos enfocados a obtener resultados que satisfagan las necesidades de nuestro país”, comentó el empresario.

Se fortalece con en plan de empleo

El representante legal y asesor financiero de la compañía Mamut dijo que la firma empezó con un capital de $us 4.000, otorgado por la Fundación Maya a través del concurso Innova Bolivia, y actualmente el patrimonio de la compañía estaría entre $us 3,5 y $us 4 millones.

Señaló que los pisos de goma fabricados por la empresa se comercializan en toda Bolivia y en países como Panamá, Paraguay y Costa Rica. Para abarcar más mercado se inaugurará este año una nueva planta que ampliará la capacidad productiva hasta en diez veces más.  

Con el Programa Generación de Empleo del Ministerio de Planificación, la firma cochabambina incorporó a cuatro personas a su equipo de trabajo para seguir creciendo y lograr sus objetivos trazados. 

“Creemos que el plan Generación de Empleo es una medida política y económica que fomenta y ayuda al sector empresarial. Nos place formar parte de este proyecto tangible para el sector productivo”, comentó Laredo. 

Uno de los proyectos de la empresa Mamut es trabajar en su certificación internacional que avale el impacto positivo de su tarea y llegar a los mercados de Centroamérica, Europa y Norteamérica.