Vettel da un ‘mordisco’ a la ventaja que lleva Hamilton

El Ferrari del alemán Vettel cruza la meta y gana la carrera de Bélgica.
AFP

Spa-Francorchamps | AFP
Sebastian Vettel dio un ‘mordisco’ a la diferencia que le sacaba Lewis Hamilton, líder del Mundial de Fórmula 1, al conquistar ayer un Gran Premio de Bélgica aburrido, pero cuyo resultado dispara la emoción para lo que resta del año.
El piloto de 31 años logró el triunfo 52 de su carrera después de adelantar a Hamilton, que salió desde la pole, en la primera vuelta. Vettel, que sumó su quinta victoria de la temporada, se coloca a 17 puntos de Hamilton en el Mundial a falta de ocho carreras por disputarse.
El alemán conservó el liderato de la carrera desde la primera vuelta hasta el final de una prueba monótona, sólo alterada por el accidente en la primera curva que provocó el abandono de Fernando Alonso.
El piloto asturiano, que disputa con McLaren su última temporada en F1, abandonó al chocar con el alemán de Renault Niko Hulkenberg en la primera curva del circuito.
Alonso, que salió desde la séptima línea, fue golpeado por detrás por el monoplaza de Hulkenberg, y su McLaren salió disparado y pasó por encima del coche del monegasco Charles Leclerc (Sauber).
“En cuanto pasé delante de Lewis me sentí aliviado y el coche de seguridad me ayudó bastante”, confesó Vettel, tercer piloto de la historia en número de victorias, sólo por detrás de Michael Schumacher y de Hamilton.

¿VENTAJA DE FERRARI?
De muy buen humor, Vettel entonó una canción nada más rebasar la línea de meta. 
“Fue un gran fin de semana”, se congratuló el cuádruple campeón del Mundo y expiloto de Red Bull.
El alemán, aunque aún sigue por detrás de Hamilton, parece haber recuperado el tono después de dos carreras decepcionantes en julio.
Así pues, las expectativas son altas a una semana del Gran Premio de Italia en Monza, templo de la velocidad que las cuatro últimas temporadas ha sido un terreno vetado para cualquier equipo que no fuese Mercedes (tres triunfos de Hamilton, uno de Rosberg).
En la clasificación de constructores, la marca de la estrella aumentó a 15 puntos su ventaja, beneficiándose del abandono del alemán de Ferrari Kimi Räikkönen, y del cuarto puesto de su compatriota Valtteri Bottas, que salió desde el puesto 17º por un cambio de motor.
Hamilton, dando muestra de nuevo de sus problemas para digerir las derrotas, aludió a unas “cosas” que ayudaron, según su opinión, a Vettel a ser más rápido, diseñadas por los ingenieros de Maranello.
Preguntado sobre ello en la conferencia de prensa tras la carrera, el británico negó haber denunciado una ventaja ilegal de la Scuderia.