"Me gusta el pique macho y la hamburguesa con queso"

Giancarla Vásquez, atleta de fisicoculturismo y fitness.
APG

La Paz / Julio Céspedes

Giancarla Vásquez logró el título en bikini wellness en el torneo nacional de fisicoculturismo y fitness. Empezó a practicar para mejorar su apariencia física. Antes tenía várices.

—¿Cómo se siente después de haberse coronado campeona en su categoría?
—Muy contenta y emocionada, tenía un poco de miedo porque mis compañeras tenían un buen nivel, pero gracias a Dios este año gané todos los torneos en los que participé.
—¿Qué cualidades se debe tener para alcanzar el título?
—Para ganar la competencia en bikini wellness hay que tener presentación, belleza facial, trabajo muscular en las piernas y apariencia saludable, porque una chica no debe estar demacrada.
—¿En qué se diferencia el bikini fitness del bikini wellness?
—Una bikini wellness tiene que tener mayor trabajo de musculatura en todo el cuerpo, pero especialmente en las piernas y glúteos, debe notarse esa diferencia.
Yo antes participaba en bikini fitness y paré dos años de competir para hacer el cambio a wellness, por lo que llevo varios años de práctica.
—¿Qué hizo que comience a practicar el fisicoculturismo y fitness?
—Yo empecé en 2009 porque era muy delgada, mido 1,74 metros; entonces era alta y flaca, y tenía las piernas muy blandas, celulitis y mi aspecto físico no me gustaba, inclusive padecía de várices. Fue entonces que me animé a ir al gimnasio y ahí comenzó todo.
—¿Qué objetivos tiene?
—Ahora que gané el absoluto en wellness en el campeonato nacional, representaré a Bolivia en el Sudamericano.
—¿Qué es lo bueno y qué es lo malo en el fisicoculturismo y fitness?
—Lo bueno es que una persona lleva una vida sana, practica deporte y cuida su alimentación. Lo malo es que hay gente que se obsesiona con tener músculos muy marcados y un cuerpo perfecto y seco, yo no soy partidaria de eso.
Cuando voy a un torneo llego a una definición para competir y después, si bien no me pongo gorda, mantengo un porcentaje de grasa corporal que me permite tener una vida social, salir, ir al cine y comer unas pipocas.
—¿Cómo maneja el tema de la dieta? 
—En época de competencia la preparación es estricta, se debe reducir la grasa corporal, pero hay que hacerlo poco a poco, nada de un mes para el otro; mi dieta básica es pechuga de pollo, huevo, avena, manzana, piña, verduras y carne de res. Cuando no estoy en temporada de competencia consumo más carbohidratos, como yuca, papa y arroz, incluso galletas y chocolate.
—¿Cuál es su plato preferido? 
—El pique macho y una hamburguesa con mucho queso (sonríe).
—¿Cómo es como persona? 
—Cuando comencé en este deporte mi intención era mejorar mi apariencia física, y cuando entré a competir, en 2013, empecé a ser una persona trabajadora y cercana a los otros atletas.

--

Dato

Giancarla Vásquez nació en Santa Cruz (28 años). La deportista radicó 12 años en España y en enero pasado regresó al país para vivir en su ciudad natal.