Bolívar pinta de celeste el clásico

Luis Gutiérrez, de Bolívar, lleva el balón ante la atenta mirada de Pablo Escobar, de The Strongest.

La Paz | CAMBIO

Bolívar ganó el clásico 212 y le arruinó a The Strongest la chance de ser el único puntero del torneo Clausura. El 1-0 fue suficiente y el resultado también marca la recuperación del 'Celeste', que ya se mete en la pelea por el título.

William Ferreira hizo el gol del triunfo y, además de darle la victoria a su equipo, agigantó su figura como máximo goleador de clásicos, con 22. Ya es un histórico el uruguayo con sus goles.

Un lindo marco rodeó el partido. El estadio Siles se llenó y la fiesta en las graderías tuvo un colorido especial con el amarillo y el celeste esparcido en los cuatro bloques de cemento.

El cotejo fue de ida y vuelta, y con varias jugadas de peligro en las dos porterías.

El Tigre empezó con más ímpetu, intentó arrinconar a su rival, pero éste se aplicó bien en la marca, manejó bien el balón en la salida y generó jugadas de gol en rápidos contragolpes.

Bolívar equilibró el clásico y el gol empezó a asomar en los dos frentes con punzantes ataques.

A los 5 minutos, una linda jugada colectiva terminó en los pies de Rolando Blackburn, pero el remate del panameño fue rechazado por Fernando Laforia.

En el otro lado, Marcos Riquelme, a los 19, remató bajo, lejos de las manos de Daniel Vaca, y el balón pasó rozando el arco.
A los 28, Juan Carlos Arce estrelló la pelota en el travesaño.

Dos minutos después, el 'atigrado' Raúl Castro hizo lo mismo en la zona celeste con un furibundo remate desde 30 metros. El balón chocó en el parante, rebotó en el piso y se alejó de la portería.

Laforia se convirtió en una de las figuras. Antes del descanso evitó un gol de Rudy Cardozo con una formidable atajada.

En el segundo tiempo se rompió el cero temprano.

A los 51, Riquelme entró por derecha, sacó centro a la parte frontal del área rival y Ferreira esperó un bote del balón en el piso para luego sacar un latigazo y perforar la valla 'gualdinegra'.

La ventaja mínima fue suficiente porque el 'Celeste' cuidó bien el resultado. Se defendió con eficacia y eso puso nervioso al Tigre.

Mientras pasó el tiempo y sus ataques no tenían destino de gol, el 'Atigrado' se fue poniendo nervioso y cayó en la desesperación.

También empezó a golpear y a los 76 se quedó sin Edison Carcelén porque fue expulsado tras dar un cabezazo a Ferreira.

Los últimos minutos fueron apasionantes, pero el resultado no se movió.

Bolívar festeja luego de una clara victoria en el clásico y empieza a subir en la tabla.

El Tigre, por su lado, se lame sus heridas y espera recuperarse en la próxima fecha.

"FERREIRA SE MERECE ESTAR DONDE ESTÁ POR LO QUE DA EN CANCHA"

El técnico de Bolívar, Alfredo Arias, aseguró que su equipo ganó el clásico porque supo definir en el momento preciso y jugó bien.

“Ha sido un compromiso intenso, bien jugado con varias opciones de gol para ambos arcos. Nosotros pudimos meter la pelota en el arco del rival, que juega bien y está bien dirigido”, dijo Arias.

Destacó la actuación del goleador William Ferreira. “Entrena como si fuera a debutar, es el máximo goleador de Bolívar y se merece estar donde está por todo lo que da en la cancha”, subrayó.

Enfatizó que la virtud estuvo en corregir los errores que se cometieron en el primer tiempo.

Defendió al arquero Fernando Laforia, que ayer fue figura. "Es el que más ritmo tiene en los partidos. Tiene una gran personalidad para salir". 

"Que disfruten los hinchas el triunfo; nosotros tenemos que pensar en seguir subiendo en la tabla", puntualizó.