FBF y Selección hablarán en enero de los premios

Festejo de la Selección nacional en La Paz, en el partido con Perú por las anteriores Eliminatorias mundialistas.
Radio Fides

La Paz / Cambio
El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, dijo ayer que en enero de 2019 se reunirá con representantes de la Selección nacional para definir los premios de las Eliminatorias del Mundial de Catar 2022.
Esta escala de premios va desde la bonificación por cada convocatoria hasta los partidos que se ganan, de local y visitante, además del monto global por clasificación.
En la gestión de Wálter Castedo (2000-2006) se fijó en 1.000 dólares el bono de presentación por jugador —para partido oficial o amistoso— y éste se mantiene hasta hoy.
En cuanto a los premios por partidos, esta escala prevaleció en las anteriores Eliminatorias mundialistas:

Partidos de local:
Triunfo     $us 3.000

Cotejos de visitante:
Victoria    $us 5.000
Empate    $us 2.000

El monto era individual.
En el caso de clasificación, la FBF ofreció un millón de dólares a todo el grupo.
Estos montos son al margen de los viáticos que se pagan cuando la Selección se presenta en el exterior.

LO QUE SE PIENSA HACER
Salinas señaló ayer que el bono por partido se mantendrá en los amistosos de la ‘Verde’ hasta fin de año, pero en 2019 se hará una revisión.
“En enero nos vamos a reunir y negociar con los jugadores para no tocar el tema hasta 2022”, expresó el presidente federativo.
El dirigente espera que la situación económica se regularice hasta fin de año y en enero se empiece a trabajar con el nuevo presupuesto.
La FBF está analizando propuestas de empresas europeas y estadounidenses para vender los derechos de televisación de las Eliminatorias.
Si se alcanza lo proyectado (más de 12 millones de dólares), tendrá buena base para la Selección y otros ítems.

--

Antes se llegó a pagar $us 15 mil

Después de la clasificación al Mundial de Estados Unidos 1994, la Federación Boliviana de Fútbol empezó a manejar más dinero que antes por la venta de los derechos de TV.
En la gestión de José Saavedra Banzer (1994-1998), el pago por los bonos de presentación se disparó sin límites.
Para los partidos de las Eliminatorias del Mundial de Francia 1998 se llegó a pagar el bono de presentación entre 8.000 y 15.000 dólares.
A los jugadores que militaban en clubes del exterior se les daba 15.000 dólares y a los que estaban en clubes locales entre 8.000 y 10.000.
El único futbolista que jugaba en un club local (Bolívar) que cobraba 15.000 dólares por partido era Ramiro Castillo.
En el caso de los ‘legionarios’, la Federación les pagaba incluso pasajes en primera clase a ellos y a sus familias.
Ese exceso se cortó en la gestión de Wálter Castedo.