Iniaf resguarda 3.000 variedades de semilla de quinua

Foto: Archivo
Pequeña productora exhibe su cosecha del grano real andino, en Oruro.

Franz Acarapi / Cambio

El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf) tiene bajo custodia 3.000 variedades de semilla de quinua y entre ellas desarrolla algunas de alto rendimiento que podrían subir la producción de 0,6 toneladas por hectárea cultivada en la actualidad a más de dos toneladas.

El director del Iniaf, Carlos Osinaga, indicó a Cambio que el uso de semilla certificada por parte de los productores bolivianos aún es muy bajo y esto afecta el rendimiento del cultivo.

En ese marco, la entidad estatal implementará un programa en las zonas productoras para promover el uso de semilla certificada, tomando en cuenta que su empleo demostró la mejora del rendimiento por hectárea cultivada, que aumentó de un promedio de 0,6 toneladas hasta 0,8 toneladas, explicó Osinaga.

La finalidad del proyecto del Iniaf es que en el mediano plazo al menos cerca del 60% de los productores nacionales empleen la semilla de quinua certificada y de ese modo aumentar en alrededor del 30% la producción del grano, porque ahora apenas el 4% usa variedades con calidad avalada por el instituto estatal.

“Tenemos en conservación, en custodio, más de 3.000 accesiones de quinua y entre estas variedades contamos con material que supera las dos toneladas por hectárea del grano”, aseveró Osinaga.

En esa línea, el ejecutivo indicó que el Iniaf estudia dichas semillas de origen nativo con el fin de desarrollarlas e implementarlas en las unidades productivas. 

Este emprendimiento es acompañado con un programa de capacitación de agricultores. Para esa finalidad, el Gobierno boliviano y la cooperación de Corea del Sur impulsan la construcción del Centro de Innovación para el Desarrollo Integral de la Quinua, que estará a cargo del Iniaf en Oruro y Potosí, regiones consideradas como los principales productores del grano real andino, sostuvo Osinaga.

“Los recursos para la inversión van a venir de la cooperación coreana; el proyecto está consolidado”, apuntó el director del Iniaf, sin precisar cifras.

El centro estará equipado con laboratorios para la investigación de semillas, control de calidad, diagnóstico de plagas y enfermedades de la quinua, análisis de suelos, entre otros, así como espacios para la capacitación de productores y personal técnico. 

Producción y demanda 

Según los datos del Centro Internacional de la Quinua (CIQ), la producción del grano en 2017 fue de 63.464 toneladas, la demanda —que incluye el consumo interno y las exportaciones— llegó a las 47.068 toneladas y se registró un superávit de 16.396 toneladas.

Actualmente, el consumo per cápita (anual por persona) en Bolivia es de 1,5 kilos por año, y el objetivo del Gobierno, a través del CIQ, es llegar a 2 kg o 2,5 kg.

China comprará el grano

En junio de este año, el presidente Evo Morales logró consolidar el mercado de China para la exportación de quinua, además del café, almendra y el sésamo.

Morales y su homólogo de China, Xi Jinping, suscribieron en la ciudad de Pekín acuerdos comerciales y memorandos de entendimiento en el área económica.