Ventas de 10 empresas estatales generaron Bs 1.109 millones en 2017

Infografía: Franz Rosas

Maribel Condori Monrroy / Cambio

Diez empresas dependientes del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural (MDPyEP) generaron el año pasado Bs 1.109 millones por la comercialización de productos en los sectores de alimentos, industria y tecnología. 

Según el documento Memoria de la economía boliviana 2017, las firmas que reportaron ese ingreso por la venta de productos tanto al mercado nacional como al internacional —que no incluyen a grandes empresas como YPFB— son Emapa, Easba, Lácteosbol, EBA, EEPS, Promiel, Eepaf, Papelbol, Cartonbol y Quipus.

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) generó Bs 410,4 millones por la comercialización de arroz, maíz y trigo, que son los principales granos para garantizar la seguridad alimentaria de las familias.

En la misma línea, la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), instalada en el norte de La Paz, obtuvo Bs 38,5 millones por la venta de azúcar (blanca y morena en bolsas de 1,5 y 46 kilos), alcohol y otros.

La Empresa Pública Nacional Estratégica Lácteos de Bolivia (Lácteosbol) registró Bs 444,5 millones por la oferta de leche y sus derivados, como yogures, quesos, néctares, entre otros productos.  

También en el área de alimentos, la Empresa Boliviana de Almendra y Derivados (EBA) reportó Bs 37,8 millones por la comercialización de almendras y productos industrializados como galletas, aceites, alfajores, turrones y harina, tanto en el mercado interno como externo. 

Por otra parte, la Empresa Estratégica de Producción de Semillas (EEPS), que tiene la función de producir, acopiar, acondicionar, almacenar y finalmente comercializar, generó Bs 28,7 millones por la entrega de semillas certificadas a los agricultores del país.

Según el informe, la Empresa de Producción de Miel (Promiel) obtuvo Bs 23 millones por la producción de miel y derivados como polen, cera, láminas de cera, propóleo, cajas apícolas, núcleos y abejas reinas.

En el área  de abonos de origen animal, vegetal e industrial, además de fertilizantes foliares y granulados, la Empresa Estratégica de Producción de Abonos y Fertilizantes (Eepaf) registró Bs 13,4 millones, mientras que la estatal Papeles de Bolivia (Papelbol), cuya planta industrial se encuentra en el municipio de Villa Tunari del departamento de Cochabamba, captó Bs 10,4 millones por la industrialización y venta de papel.

En Oruro, la firma Cartones de Bolivia (Cartonbol) generó Bs 14 millones por la comercialización de cartón corrugado y cajas de cartón troquelado y de embalaje.

Otro emprendimiento nacional que generó ingresos en 2017 fue la Empresa Pública Quipus, cuya planta de ensamblaje de equipos está instalada en el parque Kallutaka del municipio de Laja, en La Paz. Éste reportó Bs 88,4 millones por la venta de computadoras portátiles y teléfonos celulares inteligentes.

“La gestión pública de las empresas productivas es eficiente y transparente, está sujeta al control social y es responsable en el manejo de los recursos públicos”, menciona el documento Memoria de la economía boliviana 2017, del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Otras empresas estatales 

El Ministerio de Desarrollo Productivo además impulsa la Empresa Pública Productiva del Complejo de Camélidos Yacana, y las compañías Envibol y Ecebol, estos últimos para vidrios y cemento.  

Con la creación de Lácteosbol, el consumo de leche per cápita (anual por persona) pasó de 27,9 a 62,5 litros entre 2006 y 2017, según dijo el ministro Eugenio Rojas, en junio de este año.