Si los ingresos de la TV mejoran, el fútbol también debería mejorar

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

Si los ingresos de la TV mejoran, el fútbol también debería mejorar

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) empezó a tomar contacto con empresas interesadas en los derechos de televisación de los partidos que jugará la Selección nacional en las Eliminatorias del Mundial de Catar 2022. Se apunta a Europa y se manejan cifras arriba de los 12 millones de dólares.
Después de la clasificación de Bolivia al Mundial EEUU 1994, el caché de la 'Verde' se cotizó bien y el primer gran contrato por este concepto fue de 6,4 millones de dólares para Francia 1998. Y mejoró más para Corea/Japón 2002 porque la cifra subió a 9,2 millones, que llegó a ser la más alta.
Luego fue desmejorando conforme bajaba el rendimiento y las campañas de la Selección nacional en las Eliminatorias. El último contrato (para Rusia 2018) fue de 6,3 millones, establecido por la gestión de Carlos Chávez con la empresa argentina Full Play.
Ahora existe la expectativa de que se pueda doblar la oferta a Bolivia. Dos emisarios de la FBF viajaron a España para conocerla. En Suramérica parece que las empresas se quedan cortas con sus propuestas.
Es probable que, según las necesidades que tiene hoy el fútbol boliviano, los 12 millones puedan quedar cortos, pero la expectativa económica no deja de ser interesante. Si se confirma, los beneficiados serán muchos sectores, especialmente los clubes del fútbol profesional, que son los que agarran la tajada más grande de la torta.
Si el ingreso mejora, tendríamos que esperar que nuestro balompié también. En ese sentido, hay que esperar que los lineamientos tendidos por la FIFA en la nueva estructura de la Federación se sigan a rajatabla, porque ahí se contemplan ingresos y trabajos en divisiones inferiores y menores.
La FBF tiene hoy la gran oportunidad de ir por el camino del progreso y sentar las bases de un futuro del fútbol boliviano sólido y con mecanismos bien engranados.