“Doy mis primeros pasos como DT profesional”

Eloy Padilla junto a su esposa, Kenia, y su hijo Milán. Una postal familiar.
Familia Padilla

La Paz / Reynaldo Gutiérrez

Eloy Padilla jugó en San José y recuerda que en Oriente Petrolero tenía como suplente a Leo Fernández. Sus amigos le dicen ‘Palito’.

—¿A qué se dedica?
—Soy el encargado de Deportes en el municipio de Cabezas. Hace 20 días recibí una invitación del alcalde Rodolfo Vallejos y aquí estoy haciendo una de las cosas que más me gusta.
Antes de aceptar este desafío, en Charagua me dedicaba a la agricultura y a la ganadería, al engorde de ganado.
—Antes alumno, hoy profesor...
—Gracias a Dios tengo varias profesiones, pero me gusta el fútbol porque lo llevo en la sangre y ahora me queda enseñar lo poco o mucho que aprendí en mi etapa de futbolista.
La idea es formar jugadores, talentos para alimentar al fútbol profesional.
—¿Qué recuerda como futbolista?
—Tantas cosas lindas. Jugar, viajar al exterior, estar en concentraciones con amigos y compañeros. Fueron lindos años cuando estuve en San José, donde nunca recibí un insulto o un reclamo de la hinchada.
Doy mis primeros pasos como entrenador profesional y en el futuro espero dirigir a un equipo de primera.
—¿A quiénes recuerda?
—Al ‘Pampa’ Biaggio, que dirige a San Lorenzo, la ‘Vieja’ Reinoso, Lunari, Miguel Ángel Abriggo, ‘Platini’ Sánchez, ‘Panchito’ Takeo, con quienes estamos en contacto.
—¿Cómo ve el fútbol de hoy?
—Igual que antes, con dirigentes que sólo prometen y no cumplen.
Siempre dicen que van a trabajar en divisiones inferiores, pero no se ve; no hacen infraestructura y es el principal elemento para entrenar, construyen canchas de pasto sintético y se pagan alquileres, así vamos a seguir en el fondo.
Hay técnicos nacionales bien capacitados, pero traen del exterior sin conocer a los jugadores bolivianos, hacen experimentos y todo falla. No hay un proceso, que es fundamental.
Los proyectos no deben estar en formar desde los 13 o 14 años, sino desde los tres a cuatro años, es lo que estoy haciendo acá. Al niño hay que enseñarle a tocar la pelota, cómo sacar un lateral y después ingresar a lo técnico-táctico.
—¿Con cuántos niños trabaja?
—Tenemos aproximadamente 100 niños y jóvenes, desde Sub-5 hasta Sub-20. A fin de año vamos a hacer una gira por Cochabamba, La Paz y otras ciudades, donde vamos a exponer a los chicos Sub-20, y si algún club muestra interés por uno, lo dejaremos sin compromiso.
—¿Qué les enseña?
—El fútbol hay que disfrutarlo y vivirlo porque es pasajero. Todos los días hay que ir con ganas de aprender, con convicción y no por la obligación de entrenar.
Hay chicos que sólo van a cumplir y cobrar su sueldo.
—Una anécdota...
—Haber hecho muchos amigos y en Oriente Petrolero haber sido titular, teniendo como suplente a Leo Fernández.
—¿Por qué le dicen ‘Palito’?
—Sería por mi gordura (sonríe). No, al contrario, cuando debuté en Oriente pesaba 74 kilogramos y medía 1,85, por eso me decían ‘Palito’.
—¿Cocina?
—Claro, hago de todo, de niño me enseñaron a cocinar porque vivíamos solos.
—¿Cuál es su sueño?
—Sueño que mi hijo Milán, de tres años, salga a jugar a Europa cuando sea grande. Ya lo estoy entrenando y ése es mi sueño como padre. De chico soñé ser jugador profesional y lo logré.

--

Dato

Eloy Padilla López, exarquero camireño de 42 años. Se tituló como entrenador de fútbol de la Escuela de Entrenadores de Cochabamba. Trabaja en Santa Cruz.