La descolonización es clave para la Revolución Democrática y Cultural

Participación de las culturas originarias en actos conmemorativos del país.
Foto: Internet

Jackeline Rojas Heredia / Cambio

Una de las bases del trabajo del Viceministerio de Descolonización y Despatriarcalización es aportar a la construcción de un pensamiento inclusivo, de sana convivencia entre los sectores sociales y las naciones indígenas, todas y todos los que integran la Bolivia pluricultural.

Esa construcción, en palabras del viceministro de Descolonización y Despatriarcalización, Félix Cárdenas, conlleva “desmontar las prácticas coloniales, patriarcales, racistas y discriminatorias que aún existen en la sociedad”.

Para cumplir los objetivos en el área mencionada se promulgó la Ley 045 de Lucha Contra el Racismo y toda Forma de  Discriminación.

Sumada a esa herramienta legal aprobada en octubre de 2010 se realizaron proyectos educativos dirigidos a las nuevas generaciones, entre ellos la difusión del pensamiento del intelectual aymara Fausto Reinaga, cuya obra La revolución india, ha sido publicada de manera masiva y llegó a varios municipios y ciudades capitales del país.

En la reciente rendición de cuentas realizada por el Ministerio de Culturas y Turismo, en lo que corresponde a descolonización, se informó que la obra de Reinaga llegó a las entidades territoriales autónomas (Ingavi, Omasuyos, Manco Kápac, Los Andes, Camacho, Caranavi, El Alto y Murillo), a los institutos superiores de formación de maestros (El Alto, Villa Armonía, Santiago de Huata, Warisata),  universidades indígenas (Unibol, Aymara y Quechua), instituciones policiales y militares (trópico de Cochabamba, Fuerzas Armadas (FFAA), al Gobierno Autónomo municipal de Betanzos y más con una inversión en edición, publicación y difusión de 643.500 bolivianos.

En paralelo a esa acción, el Viceministerio llevó adelante también un proyecto de descolonización que consistió en rememorar y difundir los acontecimientos reales sobre la participación de los líderes indígenas y su aporte en la historia de Bolivia, esto se hizo a través del emplazamiento de monumentos que recordasen sobre todo a Túpac Katari y Bartolina Sisa en distintos lugares del país. 

Se conmemoraron las fechas de nacimiento de los mencionados héroes, como las fechas en las que fueron asesinados, con actividades conmemorativas en las poblaciones de Sullcavi, Peñas, Ayo Ayo y otros.

El teatro como herramienta

Varios de los eventos fueron acompañados por el elenco teatral Albor, que se encargó de revivir la historia de los héroes indígenas con la puesta en escena de los cercos que aislaron a la ciudad de La Paz entre 1781-1782, cuando Túpac Katari se reveló luego de formar ejércitos aymaras junto a Bartolina y con el apoyo de los quechuas, a su vez comandados por Túpac Amaru.

El elenco dirigido por Willy Flores integra a personas de todas las edades, una cantidad de 300 actores. “Para nosotros ha sido un reto enorme la interpretación sobre los levantamientos, los cercos y luego la captura de Túpac Katari y de Bartolina con sus asesinatos posteriores y con el final premonitorio de ‘Volveré y seremos millones’. 

El teatro es un vehículo por el cual se puede difundir la historia”, comentó Flores. La puesta en escena de la obra se replicó al menos dos veces y con un público masivo en el Polideportivo, el gigante coliseo de la ciudad de El Alto. Ningún elenco convocó tanto público como Albor.

Los concursos, medida de lectura

El Viceministerio de Descolonización y Despatriarcalización, dependiente del Ministerio de Culturas y Turismo, luego de difundir en físico la obra de Fausto Reinaga, La revolución india, convocó a concursos intercolegiales con el propósito de conocer la llegada y aceptación del pensamiento de ese autor en las unidades educativas.

Los certámenes fueron transmitidos por el canal TV Culturas y propiciaron momentos de convivencia juvenil en los cuales se aportó con debates y charlas que despejaron dudas en las nuevas generaciones. Esas actividades completaron los objetivos educativos y de concientización que se perseguía.

Una de las debilidades es que aún no se pudo llegar a todas las unidades educativas del país, por lo que el Viceministerio proyecta nuevas actividades que se darán a conocer.