Morales inaugura mercado de coca ampliado en el municipio valluno de Sacaba

El Presidente, junto con comerciantes de la hoja de coca, inaugura la obra.
Foto: UCP

Cambio Digital

El presidente Evo Morales inauguró la noche del viernes la ampliación del mercado de coca en Sacaba, para los comercializadores de esa hoja del trópico de Cochabamba, obra que demandó una inversión de 986.000 bolivianos, monto financiado por el programa "Bolivia cambia, Evo cumple".

"Queda inaugurado para el mejor comercio de nuestra hoja de coca", dijo en un acto realizado en el nuevo predio.

La nueva infraestructura fue edificada en un terreno de 868 metros cuadrados y cuenta con un tinglado, sala de reuniones y otras dependencias, que beneficiarán a más de 1.500 familias dedicadas al acopio y la venta de coca.

En su discurso, Morales expresó el deseo de que en el mercado ampliado se realice el comercio de coca "con mucha responsabilidad" y "mucho cuidado", para evitar su desvío por el bien de Bolivia y la buena imagen del trópico de Cochabamba.

Recordó que la defensa de la coca en el país se hizo con una lucha prolongada en contra de las políticas de Estados Unidos dirigidas a erradicar su cultivo y su masticado como parte de una maniobra geopolítica oculta bajo el pretexto de la lucha internacional contra el tráfico de drogas.

Sostuvo que la lucha de los antepasados logró el respeto por la hoja milenaria porque es parte de la identidad boliviana y en la actualidad se consiguió sentar dignidad y soberanía con la nacionalización de la lucha contra el narcotráfico tras la expulsión de Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y la Administración para el Control de Drogas (DEA).

"Ya no hay más cuerpos de paz y ahora estamos mejor en la lucha contra el narcotráfico", indicó.

El Jefe de Estado mencionó que la nacionalización de la lucha contra las drogas tuvo resultados favorables en materia del control de cultivo de cocales, puesto que durante las dictaduras militares y los gobiernos neoliberales se tenía 57.000 hectáreas de coca y ahora se bajó la producción a 23.100 hectáreas hasta 2016.

"Nuestro modelo es comentado reconocido. Algunos países de la región que nos dicen ayúdennos, asesórennos, en la lucha contra el narcotráfico", relievó.