Mi Teleférico exhibe más de 40 obras realizadas por jóvenes del centro de rehabilitación Qalauma

Los jóvenes exponen sus obras en la Estación de la Línea Roja de Mi Teleférico.
Foto: Mi Teleférico

Cambio Digital

La empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico exhibe, en la Estación Central de la Línea Roja, 45 obras elaboradas por jóvenes del centro de rehabilitación Qalauma.

‘El arte como esperanza para el alma’ es el título del prólogo escrito por el gerente ejecutivo de Mi Teleférico, César Dockweiler, al libro denominado ‘Almas y Trazos’, el cual expone 45 autorretratos elaborados por jóvenes del centro Qalauma, mismos que se exhiben desde este jueves 16 de agosto hasta el sábado 18 de agosto.

Con apoyo del artista italiano Mauro Soggiu, doce mujeres y 33 varones entre edades que van de 18 a 24 años demuestran su capacidad artística con el fin de evitar su estigmatización y apoyar su rehabilitación y reintegración social.

Este centro, dirigido por el Ministerio de Gobierno, a través de la Dirección General de Régimen Penitenciario en colaboración con la organización ProgettoMondo Mlal, utiliza como instrumentos el arte y la cultura para permitir el desarrollo de un modelo positivo para una justicia restaurativa en los jóvenes.

“Brindarles pinceles como armas de cambio a jóvenes que piden a gritos una segunda oportunidad se convierte en la mejor medicina para el alma. Abrir espacios para quienes tuvieron un pasado conflictivo por motivos que no interesan ser reflejados en estas líneas y regalarles un momento de autorreflexión colocando un lienzo-espejo frente a ellos, es una terapia que fluye naturalmente en su ser y en su camino a un nuevo rumbo”, es un extracto del prólogo de Dockweiler.

“Un claro ejemplo es la experiencia artística que estos jóvenes de Qalauma han vivido, la cual les permitió encontrar paz, tranquilidad, así como espacio para reflexionar sobre su situación; además redescubrir una motivación para seguir adelante”, expresa Jorge López, director General de Régimen Penitenciario.

“Almas y Trazos no fue estudiado para describir fantasmas, más bien para devolverles dignidad humana a estos chicos y a su refinada sensibilidad artística”, dice Mauro Soggiu, artista italiano.

Mi Teleférico aplaude esta experiencia vivida por los jóvenes y expone con orgullo en sus instalaciones dichas realidades “inundadas de futuros sueños prometedores, encaminados y expresados a través de la pintura, reflejando en cada trazo, en cada color y en cada inspiración el espejo de una nueva vida transformada en esperanza”, explica Dockweiler.

El 3 de agosto, el gerente Dockweiler, en compañía de funcionarios de Mi Teleférico, visitó las instalaciones del centro de Qalauma para donar ropa de invierno a través de la campaña solidaria AbrígaT.

En esa experiencia descrita como “gratificante e inspiradora” acompañaron a algunos jóvenes de dicho centro y compartieron historias de vida. Sorprendido por el trabajo de carpintería, Dockweiler se comprometió a brindar madera para que construyan hogares para los 42 perritos adoptados por la empresa estatal.

En esa oportunidad, Mi Teleférico fue testigo del trabajo responsable realizado por los encargados del centro de rehabilitación y felicita el esfuerzo por una sociedad mejor.

El centro Qalauma es una primera institución, en Bolivia, destinada a colaborar a adolescentes y jóvenes privados de Libertad y tiene como principal objetivo garantizar el respeto y sus derechos, así como su reinserción en la sociedad. En el centro se imparten talleres de carpintería, panadería y gastronomía, serigrafía, artesanía, agropecuaria, arte-cultura, y los/las adolescentes y jóvenes pueden culminar el bachillerato en el CEA (Centro Educación Alternativa) para lograr una formación educativa y capacitación laboral.