Más de 50 mil bailarán en la festividad de Urkupiña

La Virgen de Urkupiña, reconocida como la Patrona de la Integración.
Cambio

 

Erika Ibargüen A./ Cambio
Al menos 50 mil feligreses bailarán en la entrada folklórica de la festividad de la Virgen de Urkupiña, que se realizará el martes 14 y miércoles 15 en el municipio de Quillacollo, a 13 km de la ciudad de Cochabamba.

Según informó René Valdés, presidente de la Asociación de Fraternidades Folklóricas, todo ya está listo para el ingreso de los bailarines, quienes partirán de la avenida Martín Cárdenas, pasarán por la calle Soruco, avenida Blanco Galindo, luego conectarán con la Suárez Miranda, ingresarán a la 20 de Diciembre, Waldo Ballivián y Héroes del Chaco, para terminar en el Calvario ubicado en Quillacollo.

Los miles de bailarines, divididos en más de 70 fraternidades, mostrarán su devoción a la mamita de Urkupiña, a quien le piden favores, ruegan por su salud y por trabajo.

En esta fiesta participan estudiantes, sindicatos, juntas de vecinos, asociaciones deportivas y otros gremios que se organizan para coordinar coreografías, pasos y atuendos.

La fiesta no termina ahí, pues luego de llegar al Calvario los participantes ingresan de rodillas a la iglesia.

Para concluir, una vez que haya ingresado el último grupo, se realiza una solemne misa —con la asistencia de las autoridades eclesiales, nacionales y departamentales de Bolivia— en el atrio del templo de San Ildefonso, uno de los monumentos históricos más importantes que tiene Quillacollo.

 Al siguiente día acostumbran ir en peregrinación a extraer piedras del Calvario para guardarlas, luego de haber pedido un favor a la Virgen, explicó Valdés.

Historia 
Esta celebración se remonta al año 1571, cuando la Virgen María apareció frente a una niña que pastoreaba sus ovejas en el cerro Cota en Quillacollo, según cuenta la tradición popular, y tiene como evento central una entrada folklórica cada 14 y 15 de agosto. 

Iglesia
Uno de los monumentos históricos más importantes que tiene Quillacollo es la iglesia de San Ildefonso, que se empezó a construir mucho después de los sucesos milagrosos de la aparición de la Virgen. 

La primera piedra del templo se la colocó en 1908 y la obra fue concluida en 1947.

En su altar se encuentra entronizada la Patrona de la Integración Nacional, la Virgen María de Urkupiña.