Seguro agrario prevé ampliar su cobertura al cultivo de la arveja

Foto: Archivo
Cultivo de arveja en los valles de Bolivia.

Maribel Condori Monrroy / Cambio

En la séptima campaña agrícola 2018-2019, el Instituto del Seguro Agrario (INSA) prevé incorporar el cultivo de la arveja en la lista de alimentos que protege contra los fenómenos climáticos, como la sequía, lluvia, viento, granizada y heladas.

El director del INSA —dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras—, Érik Murillo, indicó que a pedido de los pequeños productores de la agricultura familiar, la cobertura del seguro se ampliará a los alimentos. 

“Este año tenemos planificado implementar uno o dos cultivos, casi está confirmado que la arveja ingresará al seguro, pero todavía está en una etapa de estudio previo”, dijo Murillo.

El ejecutivo señaló que en el país la superficie de este alimento alcanza a casi 15.000 hectáreas (ha), lo cual significa que por sus bondades nutricionales es bastante demandado en el área de la gastronomía.

Añadió que sería implementado en la séptima campaña agrícola 2018-2019, cuya convocatoria será presentada en agosto, cuando finalice el sexto período, correspondiente a las gestiones 2017-2018.

Resaltó que actualmente el Seguro Agrario protege 10 cultivos, como el maíz, trigo, quinua, papa, cebada, avena, alfalfa, frejol, haba y yuca, los cuales fueron priorizados porque son los más afectados por la helada, inundación, sequía y granizada.

“La papa, maíz o quinua tienen superficies importantes, por eso fueron considerados en los primeros años del seguro. A partir de la demanda de los agricultores, llegamos y llegaremos a cultivos que tienen mediana superficie y son asegurables”, añadió.

La arveja es un alimento de alto valor nutricional que se cultiva principalmente en la región de los valles, como por ejemplo el municipio Pojo, situado en la provincia Carrasco del departamento de Cochabamba.

La entidad estatal prepara un seguro para la producción de ganado camélido con la finalidad de garantizar el desarrollo de dicha actividad, dijo Murillo.

Se plantea proteger una gran cantidad de llamas y alpacas de La Paz, Oruro y Potosí, donde se desarrolla la crianza extensiva o con cierto período estabulado (en establos), considerando los parámetros de mortalidad. 

PAGARÁ BS 15 MILLONES A LOS PRODUCTORES

A través de la sexta campaña 2017-2018, el INSA prevé indemnizar este año con Bs 15 millones a aproximadamente 18.000 pequeños productores afectados por los eventos climáticos, informó Murillo.

Indicó que las fechas para el pago por indemnización son coordinadas con los gobiernos municipales, que solicitaron no apresurar la cancelación debido a que los agricultores usan ese recurso en la nueva siembra, que inicia entre agosto y septiembre.

Murillo recordó que Bolivia implementó el Seguro Agrario desde 2011 y en la actualidad es el único en Suramérica porque trabaja en coordinación con los productores, comunidades rurales, municipios y el Gobierno.

APUNTES

El Gobierno, mediante el INSA, indemniza a los productores con Bs 1.000 por hectárea de cultivo perdido o severamente dañado por los fenómenos climáticos suscitados.

En cinco años, el INSA benefició con Bs 88,7 millones a alrededor de 113.000 familias que fueron afectadas por los eventos  climáticos, destacó el Director del Instituto del Seguro Agrario.