Es importante sostener conversaciones abiertas con distintos sectores

Foto: USIS - Embajada EEUU
Bruce Williamson, abogado con más de 33 años en el servicio exterior.

Entrevista: Bruce Williamson (Encargado de Negocios de EEUU en Bolivia)

El encargado de Negocios de Estados Unidos en Bolivia, Bruce Williamson, llegó a La Paz en diciembre de 2017. Democracia Directa le hizo llegar un cuestionario que contestó en los siguientes términos:

Luego de seis meses de iniciada su gestión diplomática, ¿cuál el balance y cómo califica el estado de las relaciones bilaterales?
Tenemos la voluntad de seguir trabajando para mejorar la confianza y las relaciones entre el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia y el mío. Estamos dispuestos a trabajar en una agenda de temas específicos de mutuo interés. Por ejemplo, promover un mayor comercio, intercambio científico, enseñanza de inglés, preparación para desastres naturales y la lucha contra la trata y tráfico de personas. El Gobierno boliviano ha dejado claro que está abierto a dialogar con todos los países del mundo. Nosotros también estamos listos para una relación bilateral productiva basada en el respeto mutuo y en objetivos compartidos para el bienestar de ambos pueblos.

¿Hay alguna gestión o disposición de las partes para el intercambio de embajadores?
El restablecimiento de embajadores es un proceso que depende de ambos Gobiernos. Sería necesario establecer primero un diálogo fructífero y luego avanzar en temas específicos.  Nuestra voluntad siempre está presente.

El intercambio comercial parece no haber sido afectado, ¿a cuánto asciende anualmente y cuáles son los principales productos de importación y exportación?
Considerando que existe un comercio de alrededor de 1,2 mil millones de dólares entre Bolivia y Estados Unidos, y que hay potencial para mucho más, el tema del intercambio comercial es un asunto prioritario para nuestra misión aquí y de particular interés para mí. Estados Unidos es un mercado importante para las exportaciones bolivianas y somos uno de los principales socios comerciales. Somos los mayores compradores de chía, quinua, café, castañas, joyas y otros productos con valor agregado de Bolivia. También importamos estaño, plata y oro metálico, wólfram, antimonio, madera y otros. A su vez, Bolivia importa de Estados Unidos maquinaria de construcción y minería; kerosén y otros aceites; vehículos automotores para transporte de personas y mercancías; preparados alimenticios; turbinas de gas; bombas y compresoras de aire; partes y piezas de maquinaria y otros productos.

La relación comercial bilateral entre ambos países es de complementariedad productiva, mucho de lo que Bolivia exporta a mi país no se produce en Estados Unidos y existen espacios importantes para las importaciones y viceversa. Aunque la lista de productos que forman parte del comercio bilateral es larga, es importante destacar que hay mucho potencial para un flujo más grande, y un mayor comercio conduce a mayor empleo en ambos países y más oportunidades económicas para todos.

¿En qué nivel se encuentran las otras áreas de cooperación?
Otro tema de interés común y beneficio mutuo es promover el intercambio intercultural y académico para lograr un mayor entendimiento entre nuestros pueblos y culturas. Consideramos que podemos compartir temas de educación, ciencia y tecnología, ecoturismo y preparación para desastres naturales. Quiero destacar también los programas que realizamos con jóvenes talentosos, mujeres emprendedoras y estudiantes de inglés y de intercambio. Nuestra Embajada ha visto un gran progreso en estos últimos años respecto a intercambios académicos, restauración de sitios de patrimonio cultural y emprendimiento. Desde 2016, más de 5.000 estudiantes bolivianos viajaron a Estados Unidos para realizar estudios de educación superior y queremos recibir más.

Dada la política migratoria de Estados Unidos, ¿cuál el promedio de solicitudes de visas de bolivianos o bolivianas que desean viajar a su país?
En 2016, 74.000 bolivianos visitaron Estados Unidos con visa de turismo, un número que creció bastante de años anteriores. En cuanto al porcentaje de aprobación de visas de turismo el año pasado fue del 82%. La cantidad de bolivianos que reciben visa de residencia se mantiene en alrededor de 700 anualmente. Cabe destacar que hay muchos empresarios que viajan a Estados Unidos como destino de negocios. Deseamos ver más estadounidenses visitando Bolivia también para que conozcan a su pueblo tan hospitalario, su bella naturaleza y su riqueza cultural.

El Gobierno de Bolivia sostiene que alienta relaciones diplomáticas con todos los países del mundo siempre que no haya intromisión, en ese marco, ¿es posible restablecer relaciones plenas?
Voy a trabajar por una relación bilateral positiva y espero sinceramente que se abran los caminos para un diálogo cordial. Es importante para nosotros sostener también conversaciones abiertas con distintos sectores de la sociedad para conocer diferentes ideas y opiniones. 

Creo sinceramente que son más las cosas que nos unen que las que nos dividen, empezando por los valores comunes de nuestros pueblos, como la democracia, la importancia del estado de derecho y la defensa de los derechos humanos. Estados Unidos ofrece una diversidad étnica, cultural y geográfica inmensa al igual que Bolivia, que también es una nación compuesta de diversas etnias que la forman y que quieren convivir en armonía dentro de un solo país. Lo que posibilita esta unidad es cómo la gente reconcilia sus diferentes ideas y opiniones en un ambiente de libertad y democracia. Las diferencias y diversidad de opiniones hacen fuertes a las democracias.

Entre países amigos se habla francamente sobre muchos temas, incluyendo las divergencias en políticas, pero siempre manteniendo un diálogo veraz y sin agravios para trabajar juntos en áreas que benefician a los dos pueblos. Construir este tipo de diálogo entre países es la función de diplomáticos como yo.

El Gobierno de Bolivia expresó abiertamente que no está de acuerdo con las políticas de mi país. Entendemos su perspectiva, aunque no siempre estemos de acuerdo. Reitero la buena voluntad que tengo por restablecer relaciones plenas y respetuosas con el Gobierno de Bolivia.