Conmoción por el abuso a una niña en Sucre

Protesta de los vecinos.
Foto: El Deber

La Paz / EFE

El caso de una niña de nueve años con discapacidad que fue víctima de abuso sexual y cuyo agresor también le cortó la lengua, causó conmoción en Bolivia, sobre todo en Sucre, la capital constitucional del país, donde ocurrió el suceso.

En declaraciones a EFE, la directora municipal de Desarrollo Social de Sucre, Nelly Toro, señaló ayer que en esa ciudad sureña los pobladores están “conmovidos con lo que ha sucedido”, ya que la víctima es una persona “que tiene síndrome de down”.

“El violador le cortó la lengua, de manera que no pueda avisar a sus padres”, complementó la funcionaria.

Toro detalló que la denuncia se conoció el viernes y que el agresor, de 23 años, compareció esta semana ante un juez cautelar que dispuso su detención preventiva en la cárcel de Sucre.

Explicó que actualmente las autoridades se encuentran brindando apoyo a la familia de la víctima y añadió que ahora el interés fundamental del caso es que el responsable reciba “la condena que realmente merece”.

El hombre que agredió a la menor es un vecino de la zona donde vive la niña y donde se encuentra su escuela.

La familia de la víctima procede del norte de la región andina de Potosí, una zona que registra altos índices de pobreza, y es de “escasos recursos”, mencionó.

La Fiscalía boliviana cuantificó 726 violaciones sexuales denunciadas entre enero y junio de esta gestión, periodo en el que también se registraron 37 infanticidios.