Norma internacional impulsará consumo mundial de la quinua

Infografía: Franz Rosas

 

MARIBEL CONDORI MONRROY / LA PAZ 

La norma internacional para la quinua facilitará a los países productores y consumidores la compra y venta de este cereal en el mercado mundial y de este modo se impulsará el consumo en el mundo, resaltaron ayer el CIQ y el Codex Alimentarius de Bolivia.

La Comisión del Codex Alimentarius (Código Alimentario) aprobó la norma internacional para la quinua en su cuadragésima primera reunión, que se realizó en Roma, Italia, del 2 al 6 de julio, informó ayer en rueda de prensa el director del Centro Internacional de la Quinua (CIQ), Édgar Solís.

“En esta normativa la quinua está clasificada por categorías como calidad, tamaño, color, humedad y porcentaje de saponina, que nos permiten comercializar el producto en el mundo”, explicó el ejecutivo. 

Resaltó que el documento permitirá armonizar las directrices mundiales que regirán la inocuidad y el comercio de este grano, tomando en cuenta que las normas Codex se consideran científicamente justificadas y son aceptadas como referentes en el ámbito internacional.

El presidente del Comité Nacional del Codex Alimentarius de Bolivia y jefe de la Unidad de Alimentación y Nutrición del Ministerio de Salud, Yecid Humacayo, indicó que dicha norma garantiza la calidad e inocuidad del cereal a escala mundial y además facilita el comercio.

“Es un orgullo haber impulsado, por primera vez en Bolivia, una norma que defina las directrices de la exportación, importación y comercialización de la quinua. Tuvimos el apoyo contundente de todos los países tanto de la región y otros a nivel mundial”, destacó.

La FAO y OMS

En 2015, el Codex Alimentarius —entidad creada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS)— delegó a Bolivia la presidencia de la comisión internacional para elaborar la normativa referida a la quinua.

En coordinación con países miembros, la entidad se dedica a crear normas que protejan la salud de los consumidores y garanticen prácticas leales en el comercio de los productos alimenticios, indicó Solís. 

Para elaborar el documento se conformó un Comité Técnico de Normalización (CTN) con los ministerios de Salud, Desarrollo Rural, Desarrollo Productivo, Relaciones Exteriores, universidades, empresas, productores y organizaciones quinueras.