La Paz amplía su red de dobles vías con Huarina-Achacachi

Infografía: Javier Pereyra

 

VÍCTOR H. CHAMBI OCAÑA / Cambio

Con la inauguración del tramo Huarina-Achacachi, el departamento de La Paz amplía la red de dobles vías que unen  la sede de gobierno con otras regiones. La carretera fue construida con financiamiento propio del Tesoro General de la Nación (TGN) y ejecutada por la Empresa Estratégica Boliviana de Construcción y Conservación de Infraestructura Civil (EBC).

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros, informó que mañana se entregará la doble vía Huarina-Achacachi como parte de un paquete de obras por la efeméride de La Paz.

La nueva carretera se suma a la red de dobles vías que existen en el departamento y las que están en construcción.

La Paz-Oruro se encuentra en plena operación, mientras que Huarina-Tiquina y la autopista “Héroes del Chaco” —que une las ciudades de La Paz y El Alto— están en pleno desarrollo y se anticipa su entrega en los próximos meses.

Una vía 100% nacional

La doble vía Huarina-Achacachi se encuentra en la provincia Omasuyos, tiene una longitud de 18,02 kilómetros y fue construida por la EBC, una empresa estatal.

La obra caminera tuvo un costo de 24,35 millones de dólares, el cual fue cubierto enteramente por el TGN con recursos provenientes de los Bonos Soberanos, reportó la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

En el tramo también se construyeron seis retornos o giros en “U”, nueve accesos a poblaciones que se encuentran en la carretera, cuatro paraderos de vehículos, dos pasarelas, tres pasos de ganado, tres rotondas y el recapamiento de la avenida Confederación Perú-Boliviana en la población de Huarina.

Está nueva doble vía forma parte del corredor de vinculación Oeste-Norte, que une a la ciudad de La Paz con las poblaciones lacustres sobre la ribera del lago Titicaca: Achacachi, Puerto Acosta hasta Puerto Heath, en la frontera con Perú. Hacia el norte del departamento vinculará con Sorata, Apolo, Ixiamas, hasta la frontera con el departamento de Pando.

La carretera fortalece la actividad agrícola, pecuaria y pesquera de las comunidades de la provincia Omasuyos, cuyos productos son comercializados en ferias locales y en la ciudad de La Paz, generando un desarrollo sostenible de la región, señala un reporte de la ABC.

Según el Censo Agropecuario, los municipios de la provincia paceña tienen cultivos de papa (3.901 hectáreas), avena (2.495 hectáreas), alfalfa (1.638 hectáreas), haba verde (1.369 hectáreas), además de otros productos en menor cantidad como maíz, cebada, oca, quinua y arveja verde.

La producción ganadera —que será fortalecida con la doble vía— llega a 43.781 cabezas de ganado bovino, 80.818 cabezas de ganado ovino, 7.469 de llamas, 1.150 de alpacas, además de aves de corral. Achacachi tiene una vocación de producción lechera que será apoyada por esta nueva carretera en el altiplano.

Apoyo al turismo

La doble vía que será inaugurada mañana se complementa con el tramo entregado el año pasado Río Seco-Huarina y el tramo en construcción Huarina-Tiquina, juntas incentivan a turistas extranjeros y locales a recorrer el circuito turístico lacustre y del altiplano norte.

Por ejemplo, la visita a los sitios arqueológicos incaicos, la isla de Cojata y la bahía de Chucuito, además de comunidades como Huatajata, Wilkasaya, Saqueña Coñani, Tajucachi y Chuqiñapi.

En dichas comunidades existen festividades regionales y patronales donde se pueden observar danzas autóctonas como los p’acochis, mukululus, danzantis kjachwiris, chokela, wacawacas. Las festividades más concurridas suelen ser la celebración de San Pedro y San Pablo en Tiquina (29 de junio), Corpus Christi y la fiesta del Señor de la Exaltación (18 de noviembre).

El ministro Claros destacó la importancia de la nueva vía que será inaugurada, ya que beneficiará a una parte importante de la población del altiplano y permitirá la integración del norte paceño.

En un acto realizado en la población de Copacabana, el Jefe de Estado manifestó la importancia de la construcción del puente sobre el estrecho de Tiquina, por lo que demandó el apoyo de la población en las comunidades lacustres para su ejecución.

18 proyectos en ejecución 

La ABC señaló que en el departamento de La Paz se tienen 18 proyectos carreteros en ejecución, además de otro grupo de vías en proyección.

En lo que respecta a dobles vías, los tramos que se encuentran en construcción son: Río Seco-San Roque (56 km), Huarina-Tiquina (36 km) y la autopista La Paz-El Alto (10,46).

Las carreteras que también se construyen son Capiri-Nazacara (52 km), Nazacara-San Andrés de Machaca (25 km), San Andrés de Machaca-Santiago de Machaca (32 km), Santiago de Machaca-Hito IV (50 km).

La carretera hacia el norte del país, en el tramo paceño Santa Bárbara-Caranavi-Quiquibey (173 km), también se encuentra con un buen avance de ejecución, mientras que los proyectos Río Seco-Desaguadero (95 km), Caracollo-Colquiri (35 km), Segundo cruce río Seque-La Cumbre (28 km) y Achacachi-Escoma (74 km) registran avances significativos.

Las vías San Buenaventura -Tumupasa (54) y Tumupasa-Ixiamas (58 km) se encuentran en proceso de licitación, mientras que la construcción del puente sobre el río Beni, entre las poblaciones de San Buenaventura (La Paz) y Rurrenabaque (Beni), comenzó a hacerse realidad.

Otros 10 proyectos que contemplan una nueva doble vía, dos puentes y siete tramos carreteros se encuentran en las etapas de gestión de financiamiento y estudios de preinversión.

La Paz tiene en 2018 una inversión de aproximadamente Bs 2.000 millones en obras.

Autopista La Paz-El Alto con un 85% en el avance de obras

La reconstrucción total de la autopista “Héroes del Chaco”, que une las ciudades de La Paz y El Alto, tiene un avance del 85% y ambos carriles podrían ser habilitados en agosto.

“Nosotros estimamos que, de manera inicial, se pueden habilitar los carriles de circulación; ustedes ven que ahora se puede circular, pero veremos si hasta agosto todos los carriles pueden estar listos”, informó el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros.

Gran parte de la vía de 10 kilómetros ya tiene la nueva capa asfáltica y se ejecutan las obras complementarias, como el colocado de las barreras metálicas y de hormigón, la construcción de las cunetas y recientemente se colocaron las losas prefabricadas en el puente de Achachicala y la pasarela de la zona 16 de Julio.

El campo de rodadura fue ampliado a seis carriles, tres en cada sentido; se mejoró el sistema de drenaje, al igual que la capa base y la carpeta de hormigón armado.

Esas obras modificaron completamente el contrato inicial, por lo que se tuvo que hacer una ampliación del plazo previsto, fijado ahora para diciembre de 2018.

Las nuevas obras que se contemplan en la prórroga —que no estaban en el proyecto original— son trabajos de protección de taludes, construcción de nuevas pasarelas, viaductos, distribuidores, además de la mejora sustancial de la señalización e iluminación a lo largo de toda la autopista, detalló la Administradora Boliviana de Carreteras en mayo.