Sudamérica ve por televisión el 'final europeo' del Mundial

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

Sudamérica ve por televisión el 'final europeo' del Mundial

Sudamérica mira por televisión la instancia final del Mundial Rusia 2018. En contrapartida, Europa disfruta del torneo y de la presencia de cuatro de sus representantes en la pelea por la corona. ¿Qué pasó? Era previsible que equipos de poca tradición se eliminaran rápido, no así Brasil, Uruguay y Argentina, tres excampeones que llegaban como favoritos, especialmente el primero.
El fútbol nos dio una linda lección de vida. El que no se prepara bien para un evento de altísima competencia sufre y se lamenta. Eso pasó con estos tres 'gigantes' y otros como Alemania y España, los que, pese a tener las ligas locales más competitivas, sucumbieron... y temprano.
Alemania y España pecaron de autosuficiencia. Hicieron lo que saben hacer, pero se olvidaron de que los rivales iban a 'estudiar' cómo juegan y no sólo anularon sus 'tiki-taka', sino que los destrozaron con mortíferos contragolpes, recurso al que no están muy acostumbrados.
A los sudamericanos les fue casi igual. Argentina pensó que con el mejor jugador del mundo (Messi) iba a llegar a la final. En el fútbol los talentosos sobresalen, pero solos no ganan partidos y menos torneos. Así que la 'Albiceleste' se creyó un Fórmula Uno y terminó siendo una peta.
Brasil tuvo una Eliminatoria sudamericana impecable (la ganó fácil y se clasificó caminando) y algo de ese equipo 'poderoso' mostró en Rusia, pero en la Copa se dio cuenta de que no fue suficiente su nivel. Le pasó lo mismo que le sucede a nuestros representantes coperos, dibujan en la Liga boliviana y en la Copa Libertadores suenan como lata vieja.
Uruguay mostró progreso, pero su esfuerzo y trabajo fueron insuficientes.
Sudamérica tiene que revisar su fútbol, sacar conclusiones de sus deficiencias y virtudes, y proyectar al futuro un cambio. No todo pasa por el talento innato.