Caracollo recibió un coliseo y recursos para dos obras

El presidente Evo Morales entregó ayer un coliseo en la localidad de Caracollo, Oruro.
Reynaldo Zaconeta

El Presidente Morales inauguró ayer un coliseo cerrado con capacidad para 1.200 espectadores y entregó un adelanto de los recursos destinados a la construcción de un instituto técnico superior y una unidad educativa para el nivel secundario en Caracollo, Oruro.
El coliseo polifuncional, denominado Juan Evo Morales Ayma, es de piso de parquet, cuenta con 10 graderías de forma circular, una cubierta metálica galvanizada, baterías de baño revestidas con cerámica nacional y salidas de emergencia. Su construcción tiene un costo de Bs 4,5 millones financiados por el programa Bolivia Cambia.
Durante el acto, Morales desembolsó el 20% de los Bs 11,7 (millones) que representa el costo total de la construcción de un instituto normal y una unidad educativa, ambas obras serán financiadas en su integridad por el plan nacional.
“Hoy día estamos aprobando (el proyecto) para una nueva unidad educativa del nivel secundario, 6,9 millones bolivianos. Va a tener una nueva dirección, campo deportivo, talleres, laboratorio, sala de computación”, indicó.
Caracollo es una población y municipio ubicado a 37 km al norte de la ciudad de Oruro y forma parte de la provincia Cercado del departamento de Oruro. La producción agrícola está constituida por papa, oca, quinua, qañawa, cebada y otros. La ganadería de la región está conformada por el ganado vacuno criollo, llamas, alpacas y ovinos destinados para el consumo local.
Con el Bolivia Cambia, entre 2007 y 2015, el departamento de Oruro fue beneficiado con 560 proyectos, con una inversión de Bs 842 millones en áreas como educación, salud, deporte, riego, infraestructura vial y otras.

la unidad del pueblo
“Con la unidad del pueblo nada es imposible para Bolivia; con la unidad del pueblo boliviano la revolución, la transformación, está garantizada, a esa conclusión llego después de diez años de Presidente”, dijo la primera autoridad de Bolivia.
Durante su discurso señaló que los logros de la revolución democrática cultural, en comparación con los 20 años de gobiernos neoliberales anteriores, son notables, siendo Bolivia un país reconocido a nivel internacional.
Recordó que antes quienes decidían las políticas internas venían desde afuera, principalmente de Estados Unidos o de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI).
En el ámbito hidrocarburífero, uno de los primeros que se liberó en el país, la inversión a 2005 no superaba los 230 millones de dólares, que ahora ascendió a 2.300 millones. La renta petrolera también subió de 600 millones de dólares a más de 5 mil millones de dólares.
En cuanto a la deuda externa explicó que el Producto Interno Bruto (PIB) era 5.000 millones de dólares y la deuda externa también era el mismo monto y por lo tanto Bolivia no tenía capacidad de endeudamiento para garantizar grandes inversiones en caminos, educación, salud u otras áreas como ahora.