Rememorando al héroe, al ‘amo de los cielos chaqueños’

Rafael Pabón

La muerte del capitán de aviación Rafael Pabón Cuevas. 

Jackeline Rojas Heredia

Días atrás se replicó la noticia sobre el hallazgo del avión Curtiss-Wright CW-C14R Osprey, piloteado por el boliviano Rafael Pabón durante la Guerra del Chaco (1932-1935). De acuerdo con la información que se tiene, el avión de Pabón se estrelló en la zona la Florida, hoy parte de Paraguay, el 12 de agosto de 1934; supuestamente el aparato fue derribado. Pabón falleció junto con su artillero Mario Calvo. La historia sobre ese hecho fue elaborada a partir del testimonio del supuesto derribador, aviador paraguayo Carmelo Peralta, y de su artillero Rogelio Etcheverry, así como de posteriores historiadores sobre esa misma base.
Muchas de las fotografías y hazañas de Pabón están integradas a la colección permanente y abierta en el Museo Aeroespacial de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), que se ubica en un hangar cercano al aeropuerto en la ciudad de El Alto. Datos sobre el legendario ‘amo de los cielos chaqueños’ pueden hallarse también en la obra Los aviones en el cine silente boliviano, del crítico de cine Claudio Sánchez, trabajo que se presentó por primera vez en el festival de cine en Viña del Mar en 2013 y en el país en 2014, editado por Editorial 3600. En la literatura histórica, Pabón puede ser encontrado en la obra Amalia, desde el espejo del tiempo, de la escritora Gaby Vallejo Canedo. En esa última obra se describe que Rafael Pabón tuvo muchas “intervenciones intrépidas”, intervino en la captura del fortín Bogado, la defensa de Boquerón, de Agua Rica, de Yuqra, Castillo y Arce; le dieron muchas misiones peligrosas, como el reconocimiento del territorio enemigo desde el aire. 
Se dice también que fue el primer aviador que protagonizó y triunfó en una batalla aérea en Sudamérica. En esta obra existen muchas cuestionantes sobre la historia que rodea la muerte del ‘as de la aviación’ y de su acompañante, por ejemplo se cuestiona: ¿Cómo es que los paraguayos sabían que una bala llegó a la frente de Pabón antes de ser derrumbado y antes de que sus cuerpos fueran encontrados? ¿Cómo pudieron informarse los pilotos paraguayos que huían de Pabón de que uno de sus proyectiles tocó precisamente el “eje óptico” de un “aparato de puntería” enemigo, que por otra parte no podía estar en poder del piloto a cargo del mando, sino del metrallista? Hay más cuestionantes que invitan a la investigación y a no permitir que ese capítulo que le concierne a la historia de Bolivia esté narrado sólo desde la versión de los adversarios.