Bolivia afina argumentos de contrademanda por el Silala

El presidente Evo Morales dirige la reunión con el equipo internacional.
Foto: R. Zaconeta

 

Juan F. Cori Charca / Cambio

Los estudios técnicos que realizó la Consultora Especialista en Hidrogeología DHI sobre el Silala serán el sustento de la contrademanda (demanda reconvencional) que el país presentará en contra de Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Así lo reveló el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce Zaconeta, a los medios estatales en la ciudad de La Haya, Holanda, donde el presidente Evo Morales lideró ayer la reunión del equipo jurídico internacional que trabaja en la respuesta a la demanda chilena sobre el Silala.

“Bolivia ha trabajado, ha encargado a grandes equipos internacionales, ahí tenemos el equipo danés DHI, que ha realizado una serie de estudios, son los estudios en los cuales se va a sustentar y fundamentar la demanda boliviana”, indicó Arce.

Chile demandó a Bolivia en la Corte Internacional de Justicia en junio de 2016, y el 3 de julio de 2017 presentó su memoria, con la cual fundamentó su pedido de que se declare que el Silala es un curso de agua internacional.

Bolivia tenía hasta el 3 de julio de este año para presentar la contramemoria, con la cual responderá a la acción chilena, pero solicitó una ampliación precisamente en espera de los resultados de los estudios técnicos y en apego al reglamento del principal órgano judicial de las Naciones Unidas.

“Hemos pedido una prórroga a la Corte Internacional de Justicia esperando los informes técnicos que Bolivia ha encargado para trabajar con la máxima responsabilidad, pero obviamente estamos ya en condiciones, con toda solvencia, de terminar de afinar nuestros argumentos”, afirmó el Ministro.

Con la ampliación, a la que no se opuso Chile, Bolivia tiene hasta el 3 de septiembre para entregar el escrito y, según especialistas, la contrademanda, que ya anunció el presidente Morales el 4 de julio de 2017, tiene que estar consignada en la parte final de la contramemoria boliviana.

 

Las reglas de la CIJ

El reglamento de la Corte utiliza en lugar de contrademanda los términos “demanda reconvencional”.

El artículo 80 señala que “la Corte sólo podrá admitir una demanda reconvencional si entra dentro del ámbito de su competencia y tiene conexión directa con el objeto de la demanda de la otra parte”, en este caso el tema Silala.

“La demanda reconvencional se formulará en la contramemoria de la parte que la presente y figurará entre las conclusiones contenidas en ella. Independientemente de la decisión que adopte la Corte, de conformidad con el párrafo 2 del artículo 45 del presente Reglamento, sobre la presentación de nuevos alegatos por escrito, se preservará el derecho de la otra parte a presentar sus opiniones por escrito sobre la demanda reconvencional en un alegato adicional”, apunta el inciso 2 del mismo artículo.

El Gobierno de Chile podrá oponer una excepción si así lo estima necesario.